19 de mayo 2022 | 5:00 am

Advertisement

Elizabeth Albarrán y Miguel Moscosa

Si persiste el problema de la alta inflación, Banco de México (Banxico) tomará acciones más contundentes como aplicar un forward guidance para enviar mayor certidumbre sobre la orientación de la política monetaria y la estabilidad de los precios, afirmó el subgobernador del banco central, Jonathan Heath.

Definitivamente está sobre la mesa, es lo que vamos a discutir; el renglón de forward guidance que estaba en el anuncio de política monetaria y que sorprendió a todos porque nunca lo habíamos puesto, creo que es muy claro y muy  directo: si persiste la inflación vamos a tomar acciones más contundentes

dijo en entrevista.

Un forward guidance es un instrumento que utilizan los bancos centrales para comunicar la orientación futura e intenciones de la política monetaria, la cual permite reducir parte de la incertidumbre y contribuir a una mejor planeación económica.

Unanimidad para el forward guidance

El subgobernador comentó que desde el año pasado, cuando aún estaba Alejandro Díaz de León al frente de Banxico, se discutió esta posibilidad y la junta de gobierno acordó que se aplicaría un forward guidance si se lograba unanimidad, lo cual no sucedió.

Hasta ahorita con la nueva gobernadora no hemos retomado estas discusiones o por lo menos no a fondo, yo pienso que más adelante lo estaremos retomando porque es un tema que ahí está sobre la mesa

dijo Heath en una video-entrevista desde su oficina.

Si bien se ha mejorado la información que brinda Banxico sobre los votos y expectativas inflacionarias, el forward guidance abona más transparencia; de hecho, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha insistido sobremanera en su uso en los países cuyo régimen está basado en una inflación por objetivo, consideró el economista de 67 años. 

En estos casos, Banxico solo publica las estimaciones de inflación para los próximos ocho trimestres, medida que se empezó a implementar apenas el año pasado y fue bien vista por analistas. Por ejemplo, para finales de año se prevé que la inflación general promedie 6.4% anual, mayor a 5.5% de la estimación anterior.

Política monetaria de EU, el mejor instrumento para Banxico

Aún con el forward guidance, para el subgobernador, el instrumento más poderoso con el que cuenta Banxico es precisamente la política monetaria de Estados Unidos, especialmente en este periodo de ‘inflación pandémica’ que ha sido atípica. 

La política monetaria de Estados Unidos es mucho más efectiva que la política monetaria de México porque ellos tienen una profundidad financiera que nosotros no tenemos y por lo mismo, tienen una penetración crediticia enorme, lo cual nosotros no tenemos

sostuvo Heath.

La alta inflación que el país vecino está viviendo se debe a las decisiones fiscales y monetarias que se tomaron durante los momentos más álgidos de la pandemia y a los efectos que se generaron en las cadenas de suministro; por lo que en el momento en que se estabilice, lo mismo se traducirá para México. 

Heath admite que evidentemente la inflación que se vive en México no es 100% culpa del exterior, sino también de problemas idiosincrásicos que hay en el país y que se ven reflejados en rubros como los servicios que reportan un aumento anual mayor a 7%.

Heath: ni halcón, ni paloma

En este ciclo de alzas a la tasa de interés las posturas de los banqueros centrales suelen clasificarse entre halcones, que son menos tolerantes a la inflación, y palomas, que pueden no ser tan agresivos para contener dichas presiones en los precios.

Al respecto, Heath dice que no es ni halcón ni paloma, más bien es ‘balanceado’ y sus votos dependen de cómo venga la inflación.

Yo me catalogo como balanceado. Ahorita tenemos una problemática inflacionaria muy compleja que requiere una postura consistente, por lo tanto hay que votar por subir la tasa, entonces yo me considero balanceado

manifestó Heath.

Recordó que en 2019, cuando la inflación estaba cercana al objetivo puntual de 3% sus votos fueron por recortar la tasa de interés, pues además la “economía estaba entrando en recesión y no me considero dovish por bajar la tasa en aquel momento”.

No hay dominancia fiscal

El subgobernador de Banxico aseguró que la política monetaria del país no está bajo una dominancia fiscal, pese al impacto que el alza de la tasa de interés pueda tener sobre el costo financiero de la deuda del sector público. 

Nosotros no vamos a ceder a la dominancia fiscal para nada, eso simplemente no es nuestro problema y el mismo gobierno federal ha dicho que no es algo que les esté golpeando demasiado y simplemente no es parte de nuestra decisión

añadió Heath.

Datos recientes de la Secretaría de Hacienda muestran que al primer trimestre del año, el costo financiero de la deuda tuvo un crecimiento de 5.5% real anual a un total de 164,279.7 millones de pesos.

Para Heath las finanzas públicas en el corto y todavía en el mediano plazo, “realmente no es un tema de mucho análisis”.

Parece, pero todavía no es estanflación

Aunque la economía enfrenta una elevada inflación y una desaceleración económica, que darían lugar a la ‘estanflación’ Heath estima que no podría catalogarse como tal porque en cuanto a datos de la actividad no hay un estancamiento como se llegó a observar a finales del año pasado.

¿Si yo le pondría la etiqueta de estanflación? La verdad no, pero parece estanflación. El sentimiento de la economía es de estancamiento, pero los datos duros dicen que estamos creciendo un poquito.

El término tiene su origen en la década de los 70 en Estados Unidos y para determinar su existencia la economía debe enfrentar una elevada inflación, estancamiento y altas tasas de desempleo por un periodo prolongado de tiempo.

Heath explica que en el curso de la economía cuando la actividad crece se genera inflación y cuando la economía entra en recesión, se elimina la inflación, por lo que no es común ver presiones inflacionarias y de estancamiento al mismo tiempo.