26 de mayo 2022 | 5:00 am

Advertisement

La invasión de Rusia a Ucrania sigue repercutiendo sobre las cadenas globales de valor y prueba de ello es el déficit que presentó la balanza comercial de México al cierre de abril, el cual fue el más alto al menos en los últimos 32 años. 

De enero a abril de este año, el déficit comercial ascendió a 9,225 millones de dólares, el más alto desde 1991, año hasta donde inicia el registro del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 

El déficit puede seguir creciendo debido a las constantes disrupciones que han presentado las cadenas globales de valor y que han afectado de manera más significativa al aparato exportador mexicano

asegura el grupo financiero Monex.

No dejes de leer: IED registra su mejor primer trimestre desde al menos 1999

Si solo se considera el cuarto mes del año, el déficit fue de 4,316 millones de dólares, con ajuste estacionario, el mayor saldo negativo en los últimos dos años.

Importaciones crecen 5.20% 

Este comportamiento del déficit comercial provino de un mayor dinamismo de las importaciones respecto a las exportaciones.

De acuerdo con cifras desestacionalizadas del INEGI, las exportaciones mexicanas sumaron 47,811 millones de dólares, que significó una tasa mensual de 0.86%, contra una caída de 2.51% en marzo.

En tanto, las importaciones llegaron a 52,127 millones de dólares, 5.20% más que en marzo; a este incremento le antecede un alza de 1.66%.

Exportación automotriz, en reversa

Dentro de las exportaciones, el ramo automotriz ha sido el más impactado, hilando dos contracciones: 8.15% en marzo y 1.42% en abril.

La industria automotriz ha sufrido una fuerte incertidumbre por la escasez de chips y por políticas que ha impulsado el gobierno federal como la regulación de los autos ‘chocolate’.

Para Monex, en las ventas al exterior sigue predominando “el efecto bajista de las complicaciones en el sector manufacturero, pues ha caído en dos ocasiones consecutivas luego del estallido de la guerra en Europa del Este”.

Caso contrario con de petróleo crudo, que aprovechando el ascenso del precio internacional de la materia prima, incrementaron 13.61% mensual, consiguiente tres meses con tasas de doble dígito.