27 de enero 2022 | 6:42 am

La balanza comercial de México anotó un déficit de 11,491.1 millones de dólares en 2021, de acuerdo con el dato oportuno publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Con este dato, la balanza comercial rompió dos años con superávit, tras el impacto por la pandemia, en un 2021 que se caracterizó por la aparición de nuevas cepas como delta y ómicron.

Este rubro de la economía es la parte de la balanza de pagos que contempla las importaciones y exportaciones de mercancías o bienes tangibles y se utiliza para registrar el equilibrio o desequilibrio en el que se encuentran estas transacciones respecto al exterior, según Banco de México.

Una primera lectura de un déficit comercial refleja en parte una mayor demanda de bienes al interior del país y que permitirá al mismo tiempo a la economía tener un rebote del PIB alrededor del 5%.

Importaciones, las más altas desde 1991

Al interior, las importaciones repuntaron 32.1% anual a un total 505,715.6 millones de dólares, el mayor monto desde 1991, según datos originales del Inegi.

En el desglose de las importaciones, las petroleras crecieron 71.5%, a 53,851.4 millones de dólares y las no petroleras repuntaron 28.5%, a 451,864.2 millones de dólares el año pasado en relación a 2020.

Mientras que las exportaciones totalizaron 494,224.5 millones de dólares, mayor en 18.5%, respecto al 2020, según los datos originales del Inegi. El monto, al igual que el de las importaciones, fue el más alto desde 1991, indicó el instituto.

Las exportaciones petroleras tuvieron una expansión 65.4%, a 28,925.6 millones de dólares y las no petroleras crecieron 16.5% anual a 465,298.9 millones de dólares.

De las exportaciones petroleras, las manufactureras anotaron un alza de 16.7% anual a 436,075.9 millones de dólares, de los cuales, el 32% correspondieron al sector automotriz, que refleja el impacto por la escasez de semiconductores.