5 de junio 2019 | 5:00 am

El jaloneo entre Estados Unidos y México por la imposición de aranceles abre una oportunidad para que México apoye a la economía de los países del Triángulo del Norte de Centroamérica (TNCA).

Guatemala, Honduras y El Salvador -que integran el TNCA- venden a México alimentos como camarones, brócolis, espárragos, sandía, carne de bovino, y algunos productos como aceites en bruto, látex, caucho, acero y aluminio.

La región rige su intercambio comercial por el Tratado Único -que también integra a Costa Rica y Nicaragua- el cual fue firmado en 2011. El Tratado agrupó los acuerdos comerciales establecidos con anterioridad entre los países para consolidar las relaciones económicas.

Aún con el pacto comercial, el valor de las importaciones mexicanas a estos países ha caído en 56%, desde los 4,483 millones de dólares de 2012 a 1,978 millones en 2018, de acuerdo con datos de Banco de México (Banxico).

Esta caída es el resultado de las normas arancelarias y de sanidad en México, que son poco flexibles, dado que cumplen con los estándares de Estados Unidos, mientras que sólo algunos de los productos de los países de Centroamérica están en línea con estos estándares de calidad.

México es exportador de productos manufactureros y los centroamericanos de materias primas, eso significa que podemos buscar en la importación de productos algún tipo de complementación para los mercados

Fernando Ruíz Huarte, director general del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce).

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con imponer un arancel de 5% a todas las exportaciones mexicanas a partir del 10 de junio, el cual sería gradual hasta alcanzar 25%, en caso de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no detenga el flujo de migrantes de América Central que buscan llegar a Estados Unidos.

El Tren Maya va a tener un efecto dominó de desarrollo hacia Centroamérica, y va a facilitar el tránsito de mercancías; para aprovecharlo, los países deben revisar el tratado comercial y alinear sus normas sanitarias y de aranceles para facilitar las importaciones a México, sobre todo en productos agroalimentarios

 Amanda Aranda, asociada joven del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales Comexi.

Responder a la Cepal

Los países del TNCA han sido acechados desde hace décadas por la desigualdad, pobreza y violencia, por lo que sus ciudadanos deciden buscar refugio en México y Estados Unidos.

Para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), es prioritario el crecimiento y desarrollo social de la región, ya que la falta de empleo y oportunidades son factores que propician la migración.

Para impulsar el desarrollo, la Cepal delineó una serie de medidas establecidas en el ‘Plan de Desarrollo Integral para el sur de México, Honduras, El Salvador y Guatemala’.

En la presentación del Plan, el 20 de mayo, Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de Cepal, aconsejó a México acelerar las compras de mercancías al TNCA para así, contribuir más a su crecimiento.

Los países de Centroamérica le exportan a México el 3%, los tres países del Norte de Centroamérica  sólo el 5%, y no es un tema de aranceles, es un problema de facilitación, de infraestructura, y de aduanas. La integración comercial puede generar beneficios compartidos, como se hizo en Norteamérica

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de Cepal.

Para los especialistas consultados, es necesario deslindar el tema migratorio del comercial, así como incentivar el intercambio de mercancías y con esto dar un impulso al crecimiento de la economía del TNCA.

De los países del Triángulo del Norte de Centroamérica, los envíos a México con mayor valor en los primeros tres meses del año fueron para Honduras, con un crecimiento de 34% en comparación con el mismo periodo de 2018. El valor de los envíos de El Salvador aumentó 7%, y el de Honduras bajo 9%.

“Tenemos que trabajar en forma conjunta para ver cómo lograr un mayor desarrollo para la región de Centroamérica, México puede ayudar incrementando las compras, pero hay que ver la manera de desarrollar la infraestructura y la inversión en proyectos productivos”, comentó Fernando Ruíz Huarte.