30 de septiembre 2019 | 5:00 am

Todo apunta a que antes de que termine 2019, el Banco de México recortará, al menos una vez más, la tasa de interés de referencia para ubicarla en 7.50%, su nivel más bajo desde noviembre 2018.

El 26 de septiembre el banco central la recortó por segunda vez en un cuarto de punto, tal como lo pronosticaba el mercado, para ubicarla en 7.75%.

“Los argumentos esenciales detrás de la decisión fueron la firme trayectoria de la inflación hacia su meta, la debilidad de la economía y la postura más acomodaticia de bancos centrales a nivel global”, de acuerdo con un informe de Intercam Casa de Bolsa.

La inflación general, durante la primera quincena de septiembre, se ubicó en 2.99% a tasa anual, su mínimo de tres años.

Con una actividad débil prevista para el futuro, esperamos que la inflación subyacente (la que excluye los bienes y servicios más volátiles) disminuya durante el resto del año, dando suficiente espacio para que Banxico reduzca su tasa una vez más en sus próximas reuniones

Citibanamex.

La mediana de los analistas encuestados por Citibanamex apuntan que la tasa de interés de Banxico cerrará el año en 7.50%, Incluso hay instituciones que van más lejos, como BBVA, Credit Suisse y Evercore, que prevén que pueda cerrar el año en 7.25%.

Un recorte de 50 puntos base no luce lejano. De acuerdo con el anuncio de política monetaria, la votación de los miembros de Banxico fue dividida, pues dos miembros votaron por llevar el referencial a 7.50%.

Es muy claro que las decisiones de Banxico se alinean a las acciones que tome la Reserva Federal; ambos organismos presentan dos recortes consecutivos en la misma proporción, aunque consideramos que Banxico no acelerará los recortes hasta que se presente una desaceleración en la inflación subyacente

Black WallStreet Capital.

Pese a que la inflación general se ubicó en la primera quincena de septiembre en 2.99%, la subyacente alcanzó una tasa anual de 3.78%.

Los miembros de Banxico se reunirán dos veces más, el 14 de noviembre y el 19 de  diciembre, para definir la política monetaria, .