5 de junio 2019 | 3:18 pm

El presidente Andrés Manuel López Obrador recibió este miércoles una propuesta con una lista de productos estadounidenses que podrían estar sujetos a aranceles retaliatorios en caso de concretarse las amenazas del presidente Donald Trump de gravar todos los productos mexicanos a partir del próximo lunes.

Tres fuentes con conocimiento del tema dijeron a Reuters que aún no se ha tomado una decisión, pero que López Obrador se encuentra analizando las medidas.

La lista de productos excluye el maíz estadounidense. La razón es por la creciente industria ganadera de México que depende cada año de millones de toneladas para alimentar a vacas, cerdos y pollos. De imponerse un arancel a este grano sería difícil sustituir.

Los productos son similares a los que se alinearon en represalia a las tarifas de Trump para el acero y el aluminio el año pasado, y están diseñados principalmente para atacar la base electoral del presidente republicano, que busca la reelección.

La lista de productos gravados en esa ocasión fueron: aceros planos (lámina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros.

Asesor de Trump dice que aranceles podrían ser innecesarios

Horas antes de la reunión de este miércoles entre las delegaciones de México y Estados Unidos, el asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, indicó que los aranceles a productos de México podrían no entrar en vigor.

(Estados Unidos) tiene ahora toda la atención de los mexicanos para detener la inmigración ilegal

dijo a CNN.

Las intenciones de Trump para aplicar estos aranceles iniciarían con una tasa de 5% y podrían alcanzar el 25% en octubre.

Trump, quien se encuentra en Londres, dijo que era probable que la primera ola de aranceles fijada para la próxima semana siga adelante de acuerdo a lo estipulado.

Batalla contra su propio partido

La medida de Trump no convence a miembros del Partido Republicano, debido al impacto económico que también tiene preocupado a demócratas y a la Cámara de Comercio de EU y grupos sectoriales.

Algunos republicanos han dicho a la Casa Blanca que Trump no cuenta con el mismo nivel de apoyo dentro del partido del que recibió a principios de año, cuando declaró una emergencia nacional para desviar fondos para construir el muro fronterizo.

No nos gustan mucho los aranceles, así que no asumas que puedes tener el mismo nivel de apoyo. Ese fue mi mensaje central,

dijo el senador republicano Ron Johnson después de una reunión en la Casa Blanca el martes.

Mike Pence quiere medidas concretas de México

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence -quien recibe a la delegación mexicana- busca un conjunto de propuestas de los funcionarios mexicanos para detener el flujo de migrantes hacia EU, dijo un funcionario de la Casa Blanca.

El comercio y todos los demás aspectos de nuestra relación son de vital importancia, pero la seguridad nacional es lo primero y la Casa Blanca es muy seria en que se avance con los aranceles si no se puede hacer nada para detener el flujo de migrantes,

dijo el funcionario, quien prefirió el anonimato.

“El vicepresidente está ansioso por saber qué medidas tangibles está dispuesto a tomar el gobierno mexicano para abordar de inmediato esta creciente crisis”, subrayó el funcionario.

México propondrá redireccionar fondos para enfrentar crisis migratoria

La delegación mexicana que se encuentra en Washington propondrá que Estados Unidos reoriente los fondos de seguridad de la llamada ‘Iniciativa Mérida’ para impulsar el desarrollo de la frontera mexicana sur, señalaron funcionarios mexicanos.

La posición negociadora de México sigue siendo la de no aceptar el estatus de ‘tercer país seguro’, que requeriría que los solicitantes de asilo centroamericanos busquen refugio en México en lugar de Estados Unidos y pedir un llamado Plan Marshall para desarrollar Centroamérica, según dos fuentes del gobierno mexicano.

López Obrador es optimista sobre negociaciones

Durante la conferencia matutina, Andrés Manuel López Obrador se mostró optimista por alcanzar un acuerdo con Estados Unidos y así evitar la entrada en vigor de aranceles el próximo lunes.

“Estamos optimistas de que se va a llegar a un acuerdo, eso es lo mejor para México y Estados Unidos”, dijo el mandatario.

Reiteró que busca mantener una “buena relación con el presidente estadounidense”.

Aseguró que México se mantiene abierto a diversificar sus exportaciones, aunque no dio más detalles, y recordó que el país espera hacer un esfuerzo de conciliación, diálogo y de no ruptura con el gobierno estadounidense.