fbpx
China, Estados Unidos, guerra comercial

5 de junio 2019 | 2:47 pm

La Reserva Federal (Fed) reportó este miércoles en su ‘Beige Book’ que sus contactos en empresas de Estados Unidos están preocupados de que las tensiones del comercio internacional pudieran afectarlas, incluso cuando la actividad económica del país ha repuntado.

En el reporte, que es un compendio de informes sobre el estado de la economía de Estados Unidos y que sirven a la entidad para sus decisiones de política monetaria, se apuntaron numerosos casos de empresas que manifestaron preocupación particular por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

“A muchos contactos les preocupa que el aumento de los aranceles sobre los bienes comercializados con China exacerbe aún más la desaceleración de la actividad manufacturera en China, lo que llevará a una menor demanda de productos estadounidenses de los fabricantes chinos”, reportó el banco central, conformado por 12 bancos ubicados en el mismo número de distritos.

La Fed reveló que sus encuestas de contactos comerciales apuntaban a una “leve mejora” en el crecimiento de la actividad económica, que calificó de “modesta” desde abril hasta mediados de mayo.

“Los contactos en la industria de empaques corrugados reportaron un crecimiento lento atribuido a la actual disputa comercial con China”, expuso.

“Varios contactos indicaron un cambio a la baja en el crecimiento de la demanda si no hay una solución a la disputa comercial con China, aunque algunos se mostraron optimistas de que se alcanzaría un acuerdo y beneficiaría a Estados Unidos a largo plazo”, según el Beige Book, que fue preparado por la Fed de Minneapolis.

Los contactos de la Fed en las industrias de servicios en el distrito de Dallas, sede de muchas empresas que comercian con China y México, informaron sus preocupaciones.

El informe se preparó con información de los contactos comerciales hasta el 24 de mayo, lo que significa que no detectó el alboroto de los círculos comerciales por la amenaza del presidente Donald Trump de imponer nuevas tarifas a todas las importaciones provenientes de México si el país no reprime la inmigración de indocumentados.

La economía de Estados Unidos marcará 10 años de expansión en julio, el más largo registrado. Sin embargo, el aumento de las tensiones comerciales entre Washington y Beijing ha enfriado el gasto de empresas estadounidenses y ha agravado la desaceleración de la industria manufacturera.

El informe destacó el crecimiento del empleo en todo el país, con precios que aumentan a un ritmo modesto en la mayoría de los 12 distritos de la Fed.

Los economistas en general esperan que los responsables de la formulación de políticas traten los aumentos de precios impulsados ​​por los aranceles como un tema temporal.

Los inversionistas están apostando cada vez más a que la Fed recortará sus tasas de interés este año, y unos pocos funcionarios han dado a entender que eso podría estar en las cartas.

Con información de Reuters