fbpx
hacker, data

12 de junio 2019 | 1:55 pm

A más de un año del ataque cibernético que sufrieron varias instituciones financieras a su enlace con el SPEI de Banco de México, el gobernador del banco central dijo que ya hay 18 instituciones que apuntan a ser sancionadas por este tema.

En abril del año pasado diversos bancos, casas de bolsa y aseguradoras fueron blanco de un ataque cibernético con un costo que se calcula en, por lo menos, 300 millones de pesos.

Alejandro Díaz de León, gobernador de Banco de México (Banxico) dijo que 18 instituciones ya han sido notificadas de probables multas tras la vulneración que sufrieron en su sistema y que afectó a miles de usuarios.

18 instituciones ya han sido notificadas (…) Es un proceso en el cual se notifica de las fallas y omisiones en el cumplimiento de las disposiciones oficiales

dijo Alejandro Díaz de León, gobernador de Banxico, en conferencia de prensa al presentar el ‘Reporte de estabilidad financiera a junio de 2019’.

Comentó que, dado que aún hay varias etapas en las que las instituciones tienen tiempo para presentar recursos de defensa o que expliquen que no incumplieron con las disposiciones, por el momento no es posible dar nombres, ni montos de las multas.

Díaz de León dijo que, entre los bancos y otras instituciones del sector financiero hay conciencia de que deben atender el tema de los ataques cibernéticos, dado que no sólo afecta su reputación, sino que genera molestia entre los usuarios.

En este sentido, el reporte sobre el sistema financiero indica que los ataques cibernéticos han cobrado relevancia entre los riesgos que amenazan al sistema financiero.

Por otro lado, el documento también destaca que, entre los principales riesgos están las recientes revisiones que sufrieron la calificación y perspectiva de la deuda de Pemex, por lo que resulta necesario reforzar su calidad crediticia.

“En adición a los apoyos que el gobierno federal ya ha anunciado para la empresa, es necesario contar con un plan de negocios adecuado que permita incrementar la producción de petróleo y fortalecer la posición financiera en el mediano y largo plazos, elementos indispensables para reducir el riesgo que enfrentan las finanzas públicas y el sistema financiero”.