13 de noviembre 2020 | 5:00 am

Por: Juan Ignacio Corcuera*

Analizando el panorama actual, lo complicado que ha sido el 2020 en todos los aspectos, podríamos pensar que sería mejor esperar a invertir en un “mejor momento”.

Sonaría bastante lógico, ¿quién querría tomar una decisión importante sobre su patrimonio en medio de una pandemia, con un proceso electoral complicado en Estados Unidos, mientras el Reino Unido está en plena negociación para el Brexit, el mundo atraviesa la crisis climática más fuerte de la historia y México vive bajo una administración complicada de entender?

Sin duda, no parece un panorama alentador para tomar decisiones importantes sobre su patrimonio; por lo que muchas personas estarán esperando un mejor momento para invertir. El problema es que es imposible encontrar ese momento de oro para hacerlo. Cualquier persona o fondo que se jacte de hacerlo, está equivocado. Probablemente hayan tenido un par de aciertos, pero hacerlo de manera consistente es prácticamente imposible.

Por ende, esperar el mejor momento invariablemente te llevará a perdértelo, porque se perderá el punto de inflexión, en el que la recuperación del mercado comience a subir. De ahí que, en el momento en el que inviertas al alza, cuando todo parezca ir en buen camino, es muy probable que te toque experimentar la baja. Y de continuar invirtiendo solo siguiendo este parámetro, podríamos asumir que, al experimentar la baja, venderías, por lo que también terminarías perdiéndote el alza.

La mejor manera de obtener los rendimientos que el mercado puede ofrecer es estando dentro de él. Para btener el beneficio que el mercado puede ofrecerle, lo más importante es la perseverancia, la constancia y el control. Hay que ser perseverantes y saber que los beneficios no los veremos de un día al otro, no es cosa de elegir la mejor acción del año, es continuar invirtiendo pese a los malos resultados del corto plazo.

La constancia es la clave para invertir tus ahorros. Es importante fijar un porcentaje sano del ingreso y continuar invirtiéndolo; ningún monto es muy pequeño para empezar, más que buscar el activo del momento, para incrementar el patrimonio la constancia es la clave. Por último, una vez que definas tu estrategia, debes dedicarl tiempo para revisar de manera periódica tu inversión, y mantener el control, para que ésta continúe en línea.

Regresando al punto central, imagina que hubieras llevado a cabo una inversión significativa en enero de este año. Probablemente te parecería que el panorama era el adecuado para invertir. Sin embargo, después de un par de meses, el brote de COVID-19 llevó a la mayoría de los países a cerrar su economía, lo cual desencadenó una crisis económica sin precedentes.

Luego, Estados Unidos, la economía más importante del mundo, tuvo la elección más complicada en su historia, que hoy en día aún no se ha definido completamente. Estos y otros eventos que han sucedido en 2020 han conformado el escenario de una tormenta perfecta.

Podríamos pensar que aquel que invirtió a principios de año hoy estaría sufriendo brutales pérdidas.

Esto sería correcto si sólo hubieras invertido en el mercado mexicano, el cual continúa en números rojos. De ahí que recomiende no invertir únicamente en México, para diversificar tu portafolio y minimizar el riesgo.

Es importante recordar que tu riesgo es mayormente nacional: trabajo y habitación, entre otros elementos. Los activos internacionales lo minimizan. Si el portafolio en enero hubiera incluído una participación en activos internacionales seguramente estarías en territorio positivo. Esto se explica por el comportamiento de los mercados internacionales: el mercado estadounidense va más de 20% arriba, desarrollados (ex EUA); más de 8% arriba y emergentes más 15% arriba. Así es que, sin importar todo lo que hemos vivido en el año, el mercado, en general, se encuentra positivo.

El mejor consejo que te podría ofrecer es comenzar a invertir lo antes posible, a largo o mediano plazo, de manera constante y diversificando tu portafolio.

Si tienes alguna duda, escríbeme en Twitter y con mucho gusto te ayudaré a resolverla.

*Juan Ignacio Corcuera se desempeña como analista de Gestión Patrimonial en Grupo Bursátil Mexicano (GBM), en donde analiza activamente el mercado para encontrar oportunidades e implementar estrategias de inversión para potenciar el ahorro de los mexicanos y ayudarlos a llevar a cabo la transición de ahorradores a inversionistas.

Twitter: @IgnacioCorc

Este texto es un blog de opinión. Su contenido es responsabilidad del autor y no representa necesariamente la postura de EL CEO.

Más entradas del blog

¿Cómo ser un inversionista socialmente responsable?

Los primeros pasos para invertir