25 de abril 2022 | 5:00 am

Advertisement

La administración de Andrés Manuel López Obrador apuesta fuertemente por el transporte ferroviario entre sus proyectos de infraestructura, con el objetivo de que al final del sexenio operen 2,600 kilómetros de trenes de carga y pasajeros.

Durante el informe de gobierno que rindió el pasado 13 de abril, el mandatario dijo que prevé inaugurar los primeros en 2023, con el nuevo Tren Maya, el México-Toluca que heredó de la gestión de Enrique Peña Nieto y la ampliación del Tren Suburbano al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

En conjunto, los tres proyectos representan alrededor de 1,742 kilómetros, equivalentes al 67% de la meta planteada por López Obrador. Estos son los proyectos a entregar y sus avances:

Tren Maya

El Tren Maya es uno de los principales proyectos de infraestructura de López Obrador y que también forma parte de su plan para reactivar la economía del sureste mexicano.

No dejes de leer:Tren Maya: cambios de rutas, expropiaciones y un presupuesto 25 veces mayor

La obra recorre Chiapas, Yucatán, Campeche y Quintana Roo mediante aproximadamente 1,554 kilómetros divididos en siete tramos, con unas 21 estaciones.

En la construcción están involucrados el Ejército y consorcios en los que participan empresas como ICA, CICSA, FCC, Mota-Engil, Acciona Infraestructura y Construcciones Rurales.

La construcción, que arrancó en 2020, ha enfrentado retrasos, cambios en las licitaciones, aumentos de presupuesto –que ha crecido 25 veces en los últimos dos años– y modificaciones en el trazo, la última de ellas definida cuando el Tramo 5 ya se encontraba en construcción.

También lee: Por daños ambientales frenan (otra ve) tramo 5 del Tren Maya

Esto involucró la expropiación de terrenos para que la vía corra en forma paralela a las vialidades que originalmente iba a cruzar en Playa del Carmen, aunque el nuevo trazo no se ha dado a conocer oficialmente por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo, dependencia a cargo del proyecto.

El Tramo 5 también motivó la inconformidad de asociaciones civiles como Defendiendo el Derecho a un Medio Ambiente Sano, que interpuso un amparo y obtuvo la suspensión temporal de obras en la parte sur de este segmento, argumentando el daño irreparable por la tala de árboles, destrucción de la flora y especies nativas.

El presidente, quien afirma que inaugurará el Tren Maya a finales de 2023, ha criticado la oposición al avance del proyecto prioritario por parte de colectivos como “Sálvame del Tren” al que se integraron figuras públicas y con quienes acordó una reunión en Palacio Nacional que fue cancelada el fin de semana.

Tren Interurbano México-Toluca

La construcción del Tren Interurbano México-Toluca se anunció en 2012 como parte de un plan del gobierno de Enrique Peña Nieto para reactivar los trenes de pasajeros y que también incluía al México-Querétaro y al Transpeninsular, los cuales no siguieron adelante por señalamientos de presunta corrupción y temas presupuestales.

El proyecto, que conecta Observatorio, en Ciudad de México, con Zinacantepec, en Toluca, tuvo varias modificaciones de trazo derivadas de conflictos sociales y consideraciones ambientales que contribuyeron a que no se inaugurara en 2017, como estaba previsto.

El retraso también elevó su costo, que inicialmente se proyectó en alrededor de 32,500 y que, según López Obrador, terminará en alrededor de 90,000 millones de pesos. Mientras el presupuesto destinado al tren desde 2014 acumula ya 79,215 millones de pesos.

La línea cuenta con tres tramos, el primero va de Zinacantepec-La Marquesa, el segundo es un ramal que pasa por Cuajimalpa, Santa Fe y Álvaro Obregón, mientras el tercero –el único que falta por terminar– va de Santa Fe a Observatorio.

En la construcción participan empresas como Idinsa, OHLA, Caabsa e ICA.

Una vez terminado, el proyecto tendrá casi 58 kilómetros de longitud y siete estaciones, que podrán recorrerse en 40 minutos a bordo de 30 trenes con cinco vagones fabricados por CAF. 

Tren Suburbano, ampliación Lechería

Aunque el pasado 21 de marzo López Obrador ‘cortó el listón’ del AIFA, las conexiones con el nuevo aeropuerto no están 100% concluidas y una de ellas es la que permitirá conectar Buenavista con la nueva obra en 39 minutos mediante el Tren Suburbano.

Lo anterior se logrará con la construcción de un ramal ferroviario que saldrá de la estación Lechería y tendrá seis nuevas estaciones intermedias antes de arribar al aeropuerto de Santa Lucía. Esta ampliación ya se encuentra en construcción y estará lista durante el segundo semestre del próximo año. 

Según datos de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), se requerirá una inversión mixta de 25,000 millones de pesos; 15,000 millones por parte de Ferrocarriles Suburbanos, que posee la concesión, y los restantes 10,000 millones por parte del gobierno federal.

Para este año, se asignó un presupuesto de 1,657.8 millones de pesos al proyecto.

En conjunto, la reubicación y construcción que se realizará equivale en conjunto a 130 kilómetros de vía férrea, informó la SICT.

Los otros trenes

Durante el informe de gobierno, el presidente dijo que próximamente arrancarán las licitaciones de otros proyectos ferroviarios que suman 1,000 kilómetros.

Entre ellos se encuentra el ferrocarril del Istmo, que forma parte del Corredor Interoceánico que el gobierno pretende realizar para unir a los puertos de Coatzacoalcos, Veracruz, con Salina Cruz, en Oaxaca e incluir 10 parques industriales a lo largo del territorio.

La obra, sin embargo, podría incluso adelantar su entrada en operación, según declaraciones del mandatario en su gira de trabajo el pasado viernes en Veracruz.

El trayecto del tren (…) consideramos que podemos arrancar este mismo año ya con la operación del tren y los puertos. Hay condiciones para empezar ya con el transporte entre un océano y el otro de los contenedores que puedan llegar a los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz

dijo ante funcionarios y empresarios.

También está la reconstrucción de las vías del tren de Palenque a Coatzacoalcos, el ferrocarril que irá de Ixtepec a la frontera con Guatemala y el ramal de la estación Chontalpa a Dos Bocas, que involucra una inversión superior a 4,000 millones de pesos, de acuerdo con el secretario de Gobierno, Adán Augusto López.