fbpx

1 de mayo 2019 | 5:00 am

En el primer trimestre del año fueron más claros los efectos que tuvo la reducción del subsidio en las ventas de vivienda social, de tal forma que las empresas desarrolladoras han ajustado sus planes de desarrollo a unos más conservadores.

Es el caso de Urbi. En diciembre de 2018, el Consejo de Administración de la empresa aprobó un plan de negocio que consideraba inversión en obra por 600 millones de pesos y la adquisición de nuevos proyectos por alrededor de 115 millones de pesos.

Ante el entorno decidieron recortar la inversión en obra hasta 170 millones, no adquirir nuevos proyectos y la reducción del 40% de los gastos operativos, lo cual lograrán a través de la reducción de la masa salarial, en otras palabras, recorte de personal.

“Nuestras expectativas originales para este 2019 se han contraído, es por ello que estamos implementando las medidas necesarias para consolidar una empresa más compacta y mejor blindada ante el entorno actual, a fin de preservar el valor de la compañía” destacó en un comunicado Román Álvarez, director general de Urbi.

Migran de segmento

Además del ajuste a los planes de inversión, otras empresas se inclinan por adoptar una mayor participación del segmento medio y residencial.

En el caso de Homex, que en su reporte financiero al primer trimestre declaró que de sus ingresos, los segmentos medio y residencial representaron 62% del total.

Lo mismo sucede con Javer. De las viviendas colocadas durante el primer trimestre del año, 87.9% son de segmento medio y residencial, cifra superior al 83.1% del primer trimestre de 2018.

De acuerdo con el mensaje de René Martínez, director general de Javer, la mayor colocación de este segmento les propició una mejora en 10.8% en el precio promedio de unidad con respecto al mismo periodo del año anterior.

En el caso de Ara, los ingresos por vivienda media y residencial también fueron la mayor parte, pues correspondió al 59.2% del total -17.2% más que el año anterior- también producto del incremento de promedio del precio de las unidades.

Además del segmento residencial, Ara está aumentando participación en los proyectos inmobiliarios comerciales. Actualmente tienen seis plazas comerciales con un área rentable de 180,633 metros cuadrados.

Esto le generó 86.1 millones de pesos en ingresos 10.7% más que el mismo periodo del año anterior