2 de diciembre 2018 | 5:00 am

Uno de los retos a los que se enfrentará el nuevo secretario de Desarrollo Territorial y Urbano  (SEDATU), Román Meyer Falcón, será el dibujar la visión y objetivos hacia el futuro del desarrollo de las ciudades mexicanas.

En 2013, cuando fue creada esta dependencia -que deriva de la Secretaría de la Reforma Agraria- tuvo como principal objetivo realizar los planes, programas y proyectos relacionados con el asentamiento de comunidades rurales o urbanas así como gestionar el acceso a la vivienda digna.

Andrés Manuel López Obrador destacó durante su discurso frente a ciudadanos en el Zócalo capitalino este sábado que el Programa de Mejoramiento Urbano comenzaría inmediatamente.

Puedes leer aquí las palabras íntegras del nuevo presidente a los asistentes 

De cara al inicio de una nueva administración, ahora la SEDATU comenzará a operar con nuevas atribuciones, ya que durante la segunda quincena de noviembre se aprobó una modificación a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal que le agrega facultades.

Esta modificación indica que tendrá como principal objetivo elaborar y conducir las políticas de vivienda, ordenamiento territorial, desarrollo agrario y urbano.

Otorga a la dependencia la titularidad en la gestión y creación de los planes y programas de planeación, y la pone a cargo de la Comisión Nacional de Vivienda y organismos estatales, explicó para EL CEO el Presidente de la Cámara Nacional de Desarrollo y Vivienda, Carlos Medina Rodríguez.

Necesitamos una cabeza de sector que se encargue de ver todos los temas de planeación de manera formal 

Carlos Medina Rodríguez

Caracterizar una dependencia

A Román Meyer le tocará dibujar y consolidar la figura de la dependencia, opina el académico de la UNAM, David Morales González, el principal reto señala es “hacer de ella una secretaría visible”.

“No alcanzó a consolidarse”, comenta Morales González, especialista en Administración Pública.

El experto señaló que en la gestión de Enrique Peña Nieto la comunicación de los planes y programas elaborados por la dependencia no fueron externados con asertividad “y la gente tampoco se los apropió”.

A lo que se sumó la vinculación de Rosario Robles, extitular de Sedatu, con presuntos casos de corrupción y desvío de recursos.

Considera que esto pone a Meyer Falcón ante la necesidad de mostrar cuál es el sello que tendrá este gobierno en materia de planificación urbana. “Es decir, qué tipo de ciudades ven el futuro del país. Tendrá que definir si va dar mayor impulso a la vivienda y de qué sector, o si se enfocará en recuperación de los espacio públicos”.

Hasta el momento siguen existiendo incógnitas sobre su plan de acción. Una de las principales para las cámaras empresariales es si habrá o no subsidio a la vivienda durante la siguiente administración. Aún no hay certeza. Sin embargo se ha definido que la política de vivienda no cambiará sino hasta 2020.

“Veo que Roman Meyer tendrá una postura instrumentalista, es decir que en lugar de dar una propuesta radical dará soluciones que ya han funcionado. Empieza con temas de mediano alcance”, destacó el académico.

Programa piloto

Una de las acciones que ha sido comunicada por la dependencia a cargo de Román Meyer es el Programa de Mejoramiento Urbano (PMU).

Este incluye una inversión de 10,000 millones de pesos para aplicar en 15 localidades marginadas tanto en la zona fronteriza como algunas cercanas a destinos turísticos.

El especialista Morales González comentó al respecto del PMU que lo considera un programa piloto ya que un plan maestro debería considerar el sistema de ciudades del país que está integrado por más de 300 ciudades.

Sin embargo explicó que esta decisión de comenzar con acciones de mediano alcance son una manera cautelosa de ir consolidando directrices de operación para las políticas futuras.