MOVO-QUIEROCASA

7 de febrero 2020 | 5:00 am

Quiero Casa, una constructora de vivienda enfocada en desarrollos dentro de Ciudad de México anunció una alianza comercial con Movo, empresa operadora de monopatines, lo que le permitirá a los clientes de Quiero Casa tener servicio particular de micromovilidad y para Movo representa un segundo aire en la operación.

La alianza partió con un programa piloto dentro uno de los desarrollos Agatha, la marca gama alta de la constructora. Lo que hicieron fue instalar dentro del edificio estaciones de carga de monopatines, de donde los habitantes pueden tomar el equipo y ahí mismo devolverlo.

Esto por seguir la tendencia del ‘kilómetro cero’, que busca que los habitantes de una zona puedan hacer sus actividades diarias (laborales, comerciales, educativas) dentro de un rango de distancia que pueda hacerse caminando, en bicicletas, transporte público u opciones de micromovilidad como los monopatines; lo cual reduce la congestión vial de las ciudades, y las emisiones de contaminantes al ambiente asociadas al uso del automóvil, explicó Mateo Turanzas, director de Marketing y tecnología de Quiero Casa.

“Si ustedes preguntan qué es lo importante en el sector inmobiliario todo es ubicación ubicación, ubicación. Si lo analizas más, eso tiene otro nombre: transporte. Estar conectado con opciones de transporte agrega mucho valor” dijo Turanzas durante una reunión con medios.

El programa piloto comenzó en el desarrollo Cuauhtémoc ubicado en la colonia Roma, Popocatépetl, cerca del pueblo Xoco y en la colonia Del Valle, aunque están evaluando extenderlo a más ubicaciones.

Oportunidad para Movo

Movo participó en la primera subasta para obtener permisos de operación en Ciudad de México, aunque se bajó del concurso por inconformidades con el mecanismo utilizado por la Secretaría de Movilidad.

“Una regulación exprés que viola el debido proceso de mejora regulatoria, es una regulación que no trae beneficios sociales ni al medio ambiente, solamente una contraprestación que se traducirá en mayores costos para todos los usuarios (…) Hemos promovido un juicio de amparo y el proceso jurídico sigue en curso, esperamos que la Secretaría de Movilidad respete lo dispuesto por la autoridad judicial”, informaron en agosto del 2019.

Al final quienes se quedaron con los permisos de operación fueron sus competidoras Lime y Grin, con un número limitado de patines.

Uno de los problemas que tiene Movo es que se conflictúa con la autoridad porque no puede tener los patines en la calle, entonces nosotros planteamos que no los tuvieran en la calle sino dentro de los edificios y de esta manera solucionamos el problema y tenemos un valor agregado con lo clientes ,

dijo David Hoffs, director Operativo de Estrategia de Quiero Casa.

Así, esta alianza representa para Movo una nueva oportunidad para mantener presencia en CDMX. El CEO buscó a la empresa de monopatines, quien destacó que su interés en el programa piloto es recopilar información “que nos permita cumplir nuestra misión de mejor manera”.

EL CEO cuestionó a Movo sobre si buscarían obtener algún permiso distinto para seguir operando, a lo que respondieron:

“Tenemos la convicción de colaborar con los reguladores de manera justa y apegada a la legalidad para que nos permita seguir ofreciendo una alternativa de movilidad que beneficien a todos los ciudadanos. Estos proyectos cumplen ya en su totalidad con las disposiciones aplicables”.

Quiero Casa detalló que decidieron trabajar con Movo porque  “permitió de manera más simple hacer los que usuarios ingresen con el patín a la vivienda”, dijo Hoffman, y destacó que podrían establecer futuras alianzas con otras empresas de monopatines, y opciones alternas como bicicletas compartidas, además de que los clientes de los desarrollos no están obligados a utilizar el servicio de Movo y en caso de tener un monopatín propio también pueden hacer uso de la estación de carga.