8 de julio 2020 | 5:00 am

Ante el contexto de crisis económica causada por la irrupción del COVID-19 en el mundo, el Consejo Empresarial de Turismo (CENET) y el Centro de Investigación y Competitividad Turística Anahuac (Cicotur) presentaron ante las comisiones permanentes de Turismo del Congreso una serie de propuestas para aliviar al sector, uno de los más golpeados por la pandemia.

Se estima que la pausa en las actividades turísticas en México puede generar la pérdida de al menos un millón de empleos dentro de la cadena de valor que ocupa a 4.1 millones de mexicanos y es responsable del 8.7% del PIB nacional.

El paquete legislativo contiene 15 medidas legislativas para fortalecer a la industria turística, de las cuales la mayoría se centran en fortalecer la competencia.

“En el componente de nuevos competidores se busca impulsar medidas legislativas que permitan, bajo condiciones de competencia justa y razonable, la entrada de nuevos jugadores al entorno del turismo, destraben condiciones que resten competitividad al sector turístico mexicano o, por el contrario, limitan la entrada de competidores que se desenvuelven en un entorno de competencia desleal a la industria” destaca el documento.

Las primeras iniciativas se centran en que haya mayor posibilidad de que entren al mercado inversionistas extranjeros, por ejemplo, con la adquisición de vivienda en las zonas litorales del país.

Según el CNET, la prohibición fundada en el artículo 27 constitucional no ha impedido la constitución de fideicomisos.

De acuerdo con el documento “entre 2000 y 2012 se realizaron cerca de 50,000 trámites para la constitución de fideicomisos que, al final de cuentas, constituyen un recurso para simular la propiedad y en la práctica son percibidos como un freno burocrático a la inversión privada de los extranjeros”.

La segunda propuesta es para las aerolíneas, las cuales a causa de la disminución de tráfico han tenido problemas para mantener sus operaciones, como Aeroméxico, que se apegó al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras en Estados Unidos, mientras que los grupo aeroportuarios como ASUR y Grupo Aeroportuario del Centro Norte que han reportado bajas de 89.7% y 84.6% respectivamente en el número de viajeros durante el junio.

El CNET está planteando que se modifique la fracción III del artículo 7º de la Ley de Inversión Extranjera, que impone un límite de 49% de capital foráneo en la prestación de servicio de transporte aéreo.

También buscan revertir Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable que consideran por protección al medio ambiente la existencia de zonas no desarrollables para urbanización, “se imponen limitantes al aprovechamiento de dichos terrenos” argumentan.

También están proponiendo estímulos fiscales a la inversión turística, que el pago de las prestaciones laborales sea 100% deducible de impuestos , además de deducibilidad en el consumo de restaurantes.

De acuerdo con su propuesta, si bien esa medida representaría un costo fiscal, ese sería compensado con el incremento en la captación fiscal, producto de la bancarización.

Quintana Roo, Baja California Sur, Nayarit y Guerrero, los estados más dependientes de la industria turística, ya han observado afectaciones en su recaudación, principalmente por concepto de impuestos al hospedaje y sobre nómina, de acuerdo con un análisis de Moody´s.

Esperamos que el impacto de la pandemia en el turismo conducirá a una pérdida promedio de 3.0% del PIB de estos estados en 2020, en escenario base de 4.8% en nuestro escenario de estrés y de 0.6% en 2021,   destacó la calificadora.

CNET también propone cero IVA para congresos. De acuerdo con el Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones, ese subsector ha presentado una caída de 46% en sus ingresos pues alrededor del 25% de los eventos programados para el 2020 fueron cancelados, mientras que de los programados para abril y julio el 62% no se llevaron a cabo.

Esperan que para agosto inicie la recuperación y que para noviembre “alcance niveles aceptables”.

También proponen que las familias puedan deducir de impuestos los gastos hechos durante viajes familiares, la formación de un consejo para la diplomacia turística y la creación de un fondo de aportaciones para la promoción de infraestructura para destinos, enfocado en el mejoramiento urbano a nivel municipal.

Hasta el momento las comisiones no han debatido el documento, aunque la siguiente sesión de la Comisión del Senado se realizará el 5 de agosto.