fbpx
presupuesto sedatu

26 de noviembre 2019 | 5:00 am

La Cámara de Diputados aprobó con una semana de retraso el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio del 2020. Las observaciones incluyeron incrementos y reducciones a los presupuestos de las dependencias, aunque otras se mantuvieron sin cambios.

Es el caso de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano, a la que le fueron asignados 10,939, 258,622 millones de pesos, tal como se consideró en el PPEF, indica el dictamen de la Cámara de Diputados.

El presupuesto que recibirá para el 2020 es considerablemente menor que lo erogado en 2019, pues presentó una reducción del 43.7% en términos reales, en comparación con los 18,754.9 millones de pesos del año que está por concluir.

“Se destaca en que una forma de invertir es gastando en sectores como la construcción y específicamente en el rubro de la vivienda, sobre todo para aquella dirigida a la población de menores recursos y sin acceso al crédito, de esa manera se cumple la ley, se impulsa la economía y se contribuye para alcanzar las justicia social”, indica el documento de aprobación del presupuesto, que reconoce que la importancia de la inversión en esta industria.

Sin embargo, los tres principales programas de la dependencia (Mejoramiento Urbano, Vivienda Social y el de Regularización de Asentamientos humanos) presentaron recortes, siendo el segundo el que tiene más preocupados a los desarrolladores de vivienda.

El programa tiene por objetivo la dispersión de subsidio para adquisición de vivienda de bajo costo y recibirá 1,483 millones de pesos, es decir una reducción de 14% en términos reales en comparación con el 2019 año en el que dicho segmento ha sido de los menos activos.

Eso debido a que los desarrolladores de vivienda al no tener la certeza del subsidio optaron por dirigir el negocio a la vivienda residencial y en otros casos, reducir los planes de inversión.

Aunque se espera que con la publicación de la nueva política de vivienda, las empresas tengan más certeza.

La oferta va estar determinada por las próximas políticas de vivienda que pudieran estar encaminadas a incentivar las deinterés social y de interés medio y las empresas irán encaminadas a esa política

Armando Rodríguez, analista de Signum Research

Las cámaras empresariales han destacado la importancia de “reactivar el ritmo de la industria y encontrar los mecanismos para dar vivienda a los dar vivienda a los trabajadores de México que perciben entre 1 y 2.8 UMAs mensuales (de 2,000 a 7,500 pesos)”, indicó la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) en un comunicado.

El documento será presentado el miércoles 27 de noviembre por Román Meyer Falcón, titular de Sedatu en compañía del director general de Infonavit Carlos Martínez, así como representantes de las cámaras empresariales

La nota será que el Estado mexicano recupera la rectoría de la política nacional de vivienda, dejando atrás casi dos décadas de un modelo de desarrollo expansivo que dejó como legado anarquía territorial, daño medioambiental y al menos 650 mil viviendas abandonadas, sobre todo en el norte de México

Carlos Martínez el lunes 25 durante un evento en Coahuila.

Comparte