23 de enero 2020 | 5:00 am

En los próximos cinco años, el gobierno de la Ciudad de México buscará que sean desarrolladas 8,300 viviendas nuevas en el Zócalo capitalino, de las cuales 2,500 serán de bajo costo y ya hay 10 proyectos que esperan autorización. 

Estos proyectos se registraron bajo el programa de los corredores urbanos, que busca incentivar la inversión en 12 zonas de la ciudad de alto potencial demográfico, pero que han perdido población o caído en desuso.

“Tenemos en este momento 10 promoventes y ya contamos con dos proyectos en etapa de revisión y aprobación” dijo Pablo Tomás Benlliure Bilbao, director general de Planeación de Desarrollo y Ordenamiento Territorial de la CDMX, durante el evento de presentación del programa. 

El directivo presentó dos modelos que se encuentran a punto de obtener los permisos de construcción. El primero es un desarrollo de 198 viviendas de las cuales 58 serán incluyentes, a cargo de Grupo Vívela. 

Se trata de un consorcio conformado por las empresas motora Vívela,Isacam, Inmobiliaria Villas Ameyali, Constructora Fercam, Inmobiliaria y Constructora Vilde. De acuerdo con su página oficial tienen proyectos en el Estado de México, principalmente en Cuautitlán Izcalli y Valle de Chalco. 

La empresa aparece como parte de los socios de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) sección Valle de México, sin embargo algunos clientes han presentado quejas por incumplimiento. 

El segundo proyecto se encuentra en Reforma Norte, de nombre Reforma 150, el cual contempla 191 viviendas, de las cuales 58 serán de bajo costo. Este proyecto también se encuentra pendiente de aprobación, aunque no se especificó cuál es el nombre de la empresa desarrolladora.

Este programa plantea que se puedan construir 500 viviendas cada año. En este momento ya tenemos casi 250 consolidadas , dijo Pablo Tomás Benlliure.

Para evitar que la inversión privada, estimada en 9,000 millones de pesos, derive en fenómenos de gentrificación, es decir que la población de menores ingresos sea expulsada a causa del incremento del valor de la zona, se estableció que cada proyecto incluya mínimo 30% de vivienda de bajo costo.

Los lineamientos especifican que del total de las viviendas incluyentes al menos 40% tendrá un valor máximo de 9,000 UMAs por propiedad, es decir, 781,920 pesos, según el valor diario de la UMA a enero de 2020.

Mientras que, máximo el 20% del total de viviendas incluyentes tendrá precio máximo de 13,308 UMAs es decir 1,156,199 pesos.

Los incentivos

Para que el desarrollo resulte atractivo, los desarrolladores que inscriban sus proyectos podrán evitar el pago de 16 contribuciones fiscales, publicadas en la Gaceta Oficial que son:

1.- El Impuesto sobre Adquisición de inmuebles, que se calcula con base en el valor total del inmueble
2.- El pago por verificación del informe preventivo de impacto ambiental que según el artículo 179 fracción I del Código Fiscal de la Ciudad de México tiene un valor de 4,970 pesos
3.- Evaluación de la manifestación de impacto ambiental que tiene valor de 5,791 pesos
4.- Instalación de tomas para suministrar agua potable y tratada las cuales según el diámetro de las tomas va de 7,726 pesos a 55,652 pesos
5.- Estudio de solicitud y de la documentación para el trámite que autoriza la utilización de las redes de agua y drenaje, pago que también se calcula según el diámetro de la instalación que puede ir de 3,635.83 pesos a 2,5 millones de pesos.
6.- Pago por autorización para uso de redes o su modificación que asciende a 1,298.51 pesos
7.- Estudio de la solicitud de la documentación técnica para el trámite y obtención de la autorización e instalación de una toma de agua de diámetro de entrada más grande que la ya existente. El pago se calcula según el diámetro de la toma y va de 120,160 pesos a 4.3 millones de pesos.
8.- Registro, análisis y estudio de manifestación de construcciones tipo “A”, “B” y “C”. En este caso el pago por registro se hace según el tipo de construcción, tarifas que van de 295 pesos a 856 pesos mientras que el análisis va de 15 a 100 pesos.
9.- Expedición de licencias de demoliciones de 15.00 pesos
10.- Expedición de licencia de subdivisión, relotificación o fusión de predios, equivalente al 1% del valor del avalúo
11.- Inscripción, anotación o cancelación de asiento practicado en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio con valor de 1,656 pesos
12.- Certificado de existencia o inexistencia de gravámenes, limitaciones de dominio y anotaciones preventivas único con valor de 561 pesos
13.- Servicios de alineamiento de inmuebles sobre la vía pública, por lo que se pagan 39.1 pesos por cada metro de frente del inmueble
14.- Servicios de señalamiento de número oficial de inmueble, por lo cual se pagan 259.70 pesos
15.- Dictamen de estudio de impacto urbano que en los proyectos de vivienda de más de 10,000 equivale a 2,715 pesos
16.- Certificado único de zonificación de uso del suelo con valor de 1,389.50