fbpx

26 de febrero 2019 | 5:00 am

En el país cinco estados concentran la llegada de turistas internacionales: Quintana Roo, la Ciudad de México, Jalisco, Baja California Sur y Baja California. Sin embargo, otras entidades se están convirtiendo en destinos de playa emergentes que buscan competir en oferta turística.

Ese es el caso de Nayarit, que se posiciona en el sexto lugar nacional de llegadas internacionales y se encuentra en pleno crecimiento.

Según los datos más recientes de la Secretaría de Turismo, de 2016 a 2017 Quintana Roo incrementó 12% la cantidad de turistas locales, mientras que Baja California lo hizo 9.8% y Nayarit 11%.

Nayarit es el segundo destino con mayor tiempo promedio de estancia, con cuatro días, solo por debajo de Quintana Roo, que tiene 4.15 días, según información del Banco de México.

Estos son algunos de los factores por los que cada vez más inversionistas están optando por dirigir sus recursos hacia esa entidad.

Bahía Banderas, por ejemplo, será la sede de un Hotel JW Marriot y un Ritz Carlton desarrollados por Artha Capital, mientras que Grupo posadas inauguró en enero de 2018 el Krystal Grand Nuevo Vallarta, un resort de lujo de 10 hectáreas de extensión.

Costa Canuva, desarrollo de Mota-Engil, sumará cinco hoteles con 7000 cuartos de hotel a lo largo de 267 hectáreas, además de un club de Golf y espacio residencial y comercial.

También se encuentra en desarrollo de la mano de grupo Vidanta el parque temático Cirque du Soleil en México, entre otros proyectos.

El Secretario de Turismo, Miguel Torruco, así como el gobernador del estado, Antonio Echevarría García, han dicho que en 2019 esperan adicionar 23,000 nuevos cuartos de hotel.

Nueva estrategia

Como parte del nuevo impulso que buscarán darle al estado, la estrategia de turismo considera invertir en infraestructura productiva, así como impulsar el financiamiento y asistencia a los productores “de cultivos, la pesca y la acuacultura, así como de los servicios turísticos alternativos como el turismo cultural y el ecoturismo”, según el plan estatal de desarrollo 2017-2023.

Dichos objetivos coinciden con la estrategia presentada por Miguel Torruco, la cual se centrará en “conciliar el turismo como herramienta de integración y reconciliación social para generar condiciones de bienestar para lo mexicanos que vive en destinos turísticos”.

Asimismo se tiene el objetivo de incrementar el gasto per cápita de los turistas con una mayor oferta de unidades económicas establecidas de manera local y disminuir el “todo incluido”.

De acuerdo con datos del Inegi, al cierre de 2017 había en Nayarit 111 desarrollos de proyectos con tiempos compartidos, de los cuales el 13.7% correspondió a viajeros internacionales y 19.1% de turistas nacionales.