fbpx
Joven recostada en una hamaca dentro de un departamento

17 de noviembre 2018 | 5:00 am

Sociedad Hipotecaria Federal  (SHF) estima que alrededor del 15% de las personas que requieren vivienda están buscando arrendar y ese porcentaje no solo corresponde a millennials, también a otros grupos como extranjeros, familias sin hijos o personas divorciadas.

De acuerdo con la información de SHF, las localidades con mayor dinamismo demográfico y urbanización son las que concentran la mayor oferta de vivienda en renta. Por ejemplo, aunque a nivel nacional la participación de este producto es de 15%, en la Ciudad de México es de 30%.

El director de Desarrollo de Negocios de la plataforma Vivanuncios, Mariano Balcarce, precisa que las ciudades con mayor mercado son CDMX ,Veracruz, Quintana Roo, Guanajuato, Puebla, Jalisco, Nuevo León, Querétaro y Yucatán.  

Las entidades señaladas por el experto coinciden con aquellas que concentran menor número de hogares familiares.

El mercado de arrendamiento, si bien está asociado a jóvenes solteros, también incluye a otros grupos.  

El Chief Executive Officer de MetroBuildings empresa desarrolladora de vivienda en renta institucional, Francisco Andragnes, agrega que también han identificado un importante componente de extranjeros así como hombres y mujeres divorciados, parejas jóvenes y matrimonios sin hijos.

Andragnes explicó que se debe a que este tipo de vivienda está asociado con periodos de transición en las vidas de las personas, por ello considera que este producto no limita el interés de comprar un inmueble.

“Es una etapa previa, por lo general cuando alguien se va a vivir solo la primera vez no busca comprar. Una pareja joven normalmente piensa en comprar casa hasta que llegan los hijos, pero el primer paso suele ser arrendar”.

Además de ello, indica que las condiciones financieras también interfieren. “Otros por ingresos no pueden comprar una vivienda en la zona donde les gustaría vivir. Por ejemplo si alguien quiere establecerse en Polanco la compra de la casa fácilmente puede costar más de cinco millones de pesos, y puede ser que los ingresos no sean suficientes para el enganche. Por eso es más factible rentar mientras se hace un ahorro y en el futuro pagar la hipoteca”.

De acuerdo con un estudio sobre el mercado inmobiliario elaborado por la plataforma inmobiliaria Segundamano.com, los dos motivos principales para arrendar un inmueble son la búsqueda de independencia familiar y el buscar mejores zonas donde vivir.

Mercado veloz

De acuerdo con el especialista de Vivanuncios Mariano Balcarce, del total de las búsquedas de inmuebles hechas en su plataforma, 35% corresponde a vivienda para arrendar.

Aunque las búsquedas impulsadas por la compra de vivienda son 60% del total, considera que el arrendamiento es más dinámico.

Según sus análisis, las propiedades en renta suelen estar disponibles alrededor de un mes, mientras que un anuncio de venta puede pasar más de 6 meses en la plataforma.

Al respecto, el CFO de Metrobuldings comentó que en los proyectos que ya están operando la tasa de ocupación es de 94% y fueron estabilizados durante el primer año de operación.

Otro subsegmento de la vivienda en renta que está cobrando relevancia es el co-living o la vivienda compartida. De acuerdo con la plataforma DadaRoom, 6 de cada 10 jóvenes mexicanos comparten o han compartido departamento alguna vez en su vida.

Según el directivo, aunque este subsegmento representa 5% de las búsquedas totales, es el más dinámico, ya que los anuncios se renuevan cada semana.  

Las condiciones importan

El directivo de Metrobuildings comenta que las limitantes del mercado son principalmente dos: el primero es la obtención de permisos para la construcción que, al prolongarse + en promedio de más de un año, encarecen la construcción.

El segundo son los requisitos de arrendamiento. En la vivienda no institucional, que es alrededor del 60% la oferta, los requisitos necesarios para conseguir el contrato como el aval o las referencias entorpecen el proceso, señala.

En el estudio elaborado por Segundamano, los encuestados coincidieron en que el tener que cumplir con muchos requisitos es la segunda causa más frecuente para interrumpir la transacción.  

El principal factor es el precio del inmueble, en tercer lugar está la ubicación, y en cuarto si el edificio acepta o no mascotas.