fbpx

8 de agosto 2019 | 5:00 am

El mercado de espacios corporativos de la CDMX, que representa el 90% del total nacional, se encuentra en contracción.

Una mayor cautela en la toma de decisiones de las empresas a causa de la incertidumbre, así como la oferta que se encuentra en desarrollo están frenando la velocidad de absorción de los metros cuadrados existentes.

En el segundo trimestre del año, la tasa de espacios desocupados fue mayor en 30 puntos base que lo registrado en el mismo periodo del año anterior, de acuerdo con el reporte de la empresa de análisis inmobiliario Solili.

“El periodo culminó con una absorción bruta de oficinas de 178,000 metros cuadrados, lo que representa una contracción del 20% si se compara con el mismo trimestre del 2018, motivado por la incertidumbre que aún percibe el mercado”, indica el reporte.

Más inventario en desarrollo

Aunque los análisis apuntan a una menor velocidad de absorción, el inventario de metros cuadrados continúa en desarrollo; durante el segundo trimestre del año se entregaron 86,000 metros cuadrados y comenzó la construcción de tres proyectos más, según la información de Solili. Se estima que en total hay 1.5 millones de metros cuadrados en desarrollo.

Pese a un ritmo más lento de absorción hay empresas que siguen consolidando operaciones o que se encuentran en ubicaciones que no son las óptimas, como las que se encuentran en espacios Clase B o que ocupan espacios de manera pulverizada y buscan concentrar en un solo punto a su personal, dijo Amy Henderson es Vicepresidente del Área de oficinas en CBRE.

“Hay en construcción en pipeline interesante suficiente para los siguientes tres años. Algunos siguen vigentes y cumpliéndose en la fecha de entrega, otros se van a entregar un poco más tarde por las cuestiones del cambio de gobierno y la obtención de permisos; sin embargo eso va ayudar a que no haya tanta oferta en el mercado hasta que se vuelva a reactivar la demanda” señaló la analista. 

Otro de los efectos esperados es un ajuste a la baja en los precios de salida de los espacios, tendencia que se mantiene desde 2015 cuando cotizaba en 27.63 dólares por metro cuadrado al mes. 

Este año el precio promedio por metro cuadrado es de 23.7 dólares en el segmento de oficinas AAA. En los espacios Clase B, es de 11 dólares por metro cuadrado al mes. 

La especialista ve ese ajuste positivo, pues considera va permitir que las empresas que ocupan espacios clase B tengan posibilidad financiera de trasladarse a oficinas de mayor calidad, lo cual incrementará la absorción del inventario existente.