fbpx

28 de junio 2019 | 8:30 am

El Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit) impulsará el otorgamiento de crédito a matrimonios del mismo sexo, informó Carlos Martínez, director del instituto.

Aunque no existe impedimento legal para que las parejas igualitarias soliciten créditos hipotecarios en instituciones como el Infonavit o el Fovissste, la colocación para esta población ha sido marginal.

Cifras del instituto indican que de 2012 a la fecha se han otorgado únicamente 710 créditos a parejas del mismo sexo.

En algunos casos, se ha tenido que llegar a litigios para que los matrimonios igualitarios sean reconocidos por instituciones gubernamentales.

Es el caso de Lolkin Castañeda Badillo, directora adjunta de Política Pública de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación y activista por los derechos de la población LGBTTTIQ.

Para ella y su esposa fue necesario atravesar un proceso legal de nueves meses que hiciera al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para reconocer la validez de su matrimonio y asegurar los derechos sociales que el matrimonio legal conlleva.

El matrimonio no se ha entendido como un derecho paraguas. Este derecho que comienza por reconocer filiación, que existen vínculos de respeto y de amor, con el que queremos tutelar a nuestra pareja, tener un patrimonio, acceder a mejores condiciones de vida. En eso la verdad es que no hay ninguna diferencia con una pareja de mujer-hombre

dijo Castañeda Badillo, en un evento del Infonavit para presentar la situación

Rodrigo Gutiérrez Porter, subdirector de crédito señaló que el facilitar la solicitud de crédito a este sector de la población será un parteaguas.

“Estamos buscando la flexibilización del instituto y que sea mucho más dinámico, para adaptarnos al funcionamiento de las diferentes familias que existen hoy en día”, por lo cual en el transcurso del año también se anunciaran los mecanismos para poder solicitar créditos entre padres e hijos, entre hermanos o corresidentes.

Avanza la diversidad

La Ciudad de México se convirtió durante el 2010 en la primer ciudad latinoamericana en reconocer legalmente el matrimonio entre personas del mismo sexo; desde entonces a la fecha 18 estados se han sumado, permitiendo así la celebración de 12,181 uniones legales.

Aunque el derecho fue avalado desde el 2015 por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, continúa pendiente su aprobación en 14 entidades. En Sinaloa la discusión se llevó al pleno durante el mes de Junio, sin embargo el fallo no fue favorable.

La población LGBTTTIQ (Lesbiana, Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual, Travesti, Intersexual y Queer) continúa viviendo en contextos de desfavorables.

Así, el 30.1% de la población no heteresexual sufrió algún tipo de discriminación por su orientación sexual durante 2017, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación, elaborada por el INEGI.

A lo que se suma el contexto de violencia pues según el estudio ‘Violencia extrema. Los asesinatos de personas LGBTTT en México:los saldos del sexenio’, del 2013 al 2018 se registraron 473 personas LGBT+ fueron asesinadas por motivos relacionados a su orientación sexual, identidad y expresión de género.