27 de febrero 2020 | 1:00 am

Tras la publicación de la convocatoria de licitación para la construcción del primer tramo del Tren Maya, que corre de Palenque a Escárcega, las empresas interesadas asistieron a la primera junta de aclaraciones.

Se reunieron 71 interesadas y las dudas sobre el proyecto no se hicieron esperar. En total sumaron 1,949 cuestionamientos.

Entre las empresas asistentes destacan Prodemex, China Railway International Group, Power China International Group Limited, China Comunications Construction Company Limited, Holcim México, Mota-Engil México, Carso Infraestructura y Construcción, FCC Construcción, Acciona y Grupo México.

Del total de las empresas asistentes, 46 enviaron cuestionamientos a la dependencia, en total 1,949 aclaraciones, por ejemplo, China Comunications, que envió 103; ICA aportó 104; CICSA tuvo 147 y Mota-Engil mandó 214.

Algunos de los tópicos más frecuentes entre las dudas se relacionan con el derecho de vía, los plazos de entrega del proyecto, la acreditación del contenido nacional tanto en materiales como en mano de obra, la duración del plazo de mantenimiento a las vías al que se compromete el contratante y se solicitó una prórroga que va desde 20 a 30 días más en la entrega de las propuestas debido a la complejidad del encargo.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo ya está trabajando en responder y enviar las solicitudes de las empresas, aunque aún hay temas en discusión, por ejemplo sobre permitir o no la prórroga de entrega.

Estamos por definirlo en los próximos días porque están coincidiendo en eso. Lo único que no quisiéramos prorrogar es el inicio del proyecto. Estamos evaluando sobre los registros qué implicaciones tendría esa solicitud, pero si todos coinciden, estamos dispuestos a analizarlo,

dijo Rogelio Jiménez Pons, director de Fonatur en entrevista con EL CEO

Otras empresas expresaron inquietud sobre si está liberado el 100% del derecho de vía y de manera que no existan obstáculos para comenzar las obras. Al respecto el directivo comentó que sigue habiendo tramos que aún no están liberados y que se sigue trabajando en ellos.

“Hay zonas que aún no se resuelven y va tardar algunos meses en resolverse, no tenemos un plazo definido. Pero esa zonas van a estar hasta el final del programa” comentó, con el objetivo de que se solucionen de manera simultánea a los trabajos en marcha.

Otra de las dudas recurrentes identificada en las actas enviadas a la dependencia fue que en la convocatoria no se hace explícito por cuánto tiempo el contratante deberá de hacerse cargo del mantenimiento de las vías.

Según comentó Jiménez Pons, ese ha sido hasta ahora uno de los temas más complicados de resolver y sigue sin respuesta.

“Es uno de los temas álgidos del contrato, tenemos dos opiniones encontradas de cómo vamos a definirlo, es la parte jurídica, pero hablamos de que hay más de 300 personas trabajando en esto” comentó.

El directivo estima que para la primera semana de marzo la dependencia de respuestas a las solicitudes de las empresas participantes.

Se reducen los involucrados

Semanas previas a la publicación de la convocatoria, Fonatur estimaba la participación de más de 80 empresas, aunque en la primera junta se presentaron 71, pese a ello se sienten confiados del ánimo de participación, pues se espera que el número continúe disminuyendo ya que es probable que se combinen en consorcios.

“De las que realmente van a concursar, si llegamos a 12 nos damos por bien servidos (…) además estos son escarceos generales y algunas tendrán que juntarse porque no es cualquier cosa, deben de tener muchos recursos” dijo Jiménez Pons.