fbpx

21 de marzo 2019 | 5:00 am

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum anunció recientemente la suspensión de la segunda torre de Mitikah, uno de los proyectos más grandes que se construye actualmente en la Ciudad de México.

Sin embargo, analistas consultados por el CEO consideran que la suspensión de la construcción de la segunda torre no supone efectos adversos para los inversionistas.

“No vemos una afectación importante. Hay que recordar que esta propiedad les costó 4,400 millones de pesos, hoy ese proyecto está valorado en 6,000 millones” comentó Juan Ponce analista de Actinver.

La propiedad es desarrollada por FIBRA UNO, el Fideicomiso de Infraestructura y Bienes Raíces con más propiedades, su portafolio está compuesto por 559 inmuebles.

El proyecto estará compuesto por una Torre Residencial de 65 pisos, tres torres de oficinas que suman más de 160,000 metros cuadrados de área rentable, un centro comercial de 87,000 metros cuadrados, hotel, un edificio destinado para servicios de salud, áreas verdes más el Centro Bancomer.

La FIBRA estima que una vez estabilizado el proyecto genere un ingreso neto operativo aproximadamente 1,043 millones de pesos anuales.

De acuerdo con los analistas Pablo Duarte y Juan Ponce de Actinver no consideran que exista afectación mayor en el precio de los CBFI´s dado que no aún no está contemplado como parte de los activos que generan rentas. Donde podría existir afectación es en los gastos operativos, aunque en el largo plazo, destacaron.

“Es parte de un proceso que está viviendo la ciudad y puede estar afectando a otras empresas, pero no es el caso con FUNO” comentó Ponce. Al cuarto trimestre de 2018 la FIBRA reportó un crecimiento de 12.7% en dividendo por CBFI.

El conflicto

La jefa de Gobierno e Ileana Villalobos, secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda informaron que las medidas de mitigación propuestas no eran suficientes para la zona por lo cual se negaba el dictamen de impacto urbano.

“Es una zona muy impactada ya con diversos desarrollos que se han hecho en esta zona, particularmente, en un pueblo originario, es el pueblo de Xoco […] Tienen que hacer la mitigación, están haciendo ahora una obra de drenaje, que estamos ahí trabajando junto con la alcaldía pero ellos tienen otra obra de mitigación que es una vialidad que pasa por lo que era las antiguas oficinas de Bancomer, todavía no inician y tienen que iniciar ésta obra de mitigación”.

Mientras que FUNO emitió un comunicado donde declaraba “que el plan maestro de Mitikah cuenta con todas las autorizaciones; y las obras, incluyendo las medidas de mitigación, continúan operando con normalidad como lo expresó la Jefa de Gobierno de la CDMX”.

Durante la campaña electoral la ahora jefa de Gobierno comentaba que como parte del plan de ordenamiento urbano de la ciudad se revisarían los permisos otorgados y figuras como los polígonos de actuación, que permite desarrollar proyectos mediante “la relotificación y/o la relocalización de usos y destinos del suelo, en uno o más predios”, y dar paso a grandes construcciones.

Durante el evento anual de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios realizado el 20 marzo, la jefa de gobierno comentó “desde nuestra perspectiva se malinterpretó a los polígonos de actuación, se volvieron la norma en vez de ser la excepción y muchos se relacionan con casos de corrupción”

Precisó que se han encontrado irregularidades en 48 de más de 200 polígonos, y se han iniciado 25 juicios de lesividad, para revertir resoluciones de la administración, aunque añadió que “No se trata de detener el desarrollo inmobiliario. Hacia dónde queremos que vaya el desarrollo urbano de la ciudad es algo que tenemos que definir entre todos”.

Por su parte Enrique Téllez Kuenzler, nuevo presidente de la asociación comentó que los desarrolladores mantenían el compromiso de seguir invirtiendo en el país en la ciudad, siempre y cuando existieran certezas jurídicas.