fbpx

22 de enero 2019 | 5:00 am

México se coloca en el sexto sitio de los destinos turísticos más importantes a nivel global y las marcas hoteleras han puesto en marcha importantes planes de expansión. A pesar de ello, las estimaciones de crecimiento de beneficios para los inversionistas son conservadoras.

Citibanamex tiene un postura cautelosa hacia el sector hotelero en 2019, “con una preferencia por otros sectores en acciones inmobiliarias mexicanas como el industrial”.

De acuerdo con el comunicado de la mesa de análisis, se espera un crecimiento más lento en el futuro a causa de una mayor sensibilidad a la desaceleración del PIB “debido a la falta de arrendamientos a largo plazo en el sector de alojamiento”, así como una menor exposición a los ingresos en dólares.

Los principales riesgos

Citibanamex analizó el comportamiento de dos empresas: Fibra Hotel y Hoteles CityExpress. Respecto a la Fibra considera que los riesgos que enfrentará durante 2019 son períodos cíclicos mayores, el aumento en la tasa de interés, creciente desempleo e inflación.

Los factores de riesgo, consideran los analistas, podrían ser sorteados con estabilización de los inmuebles antes del tiempo programado.

En cuanto a Hoteles CityExpress, los expertos advierten riesgos por la correlación del ciclo económico con la ocupación del segmento de negocios, además de la fuerte competencia de franquicias internacionales ya establecidas.

Se estima que entre 2019 y 2022 se realicen 352 aperturas de nuevos hoteles a lo largo de la república, de líneas como Hoteles City Express, AMResorts, Marriot, Accor, Wyndham entre otros, según el reporte de Sector Hotelero realizado por CBRE.

Agregan un factor que podría tener efectos adversos en el comportamiento del segmento, el contexto de violencia y de inseguridad en diversas regiones del país.

“El de la seguridad es un tema importante, ya que si el turista extranjero no se siente con la seguridad e integridad física garantizada, empezará a ir a otros destinos” comentó a EL CEO, Rafael Camacho, analista de sector hotelero en Ve Por Más (BX+).

El especialista considera que la relación con Estados Unidos también puede ser un factor de riesgo en caso de que continúen las tensiones.

Sin embargo, no todo es negativo, ya que hay una ventaja en la diferencia por el tipo de cambio, principalmente en el caso de los destinos turísticos de playa ‘dolarizados’.

“En la parte turística, que tiene los costos de las habitaciones dolarizadas, la variación en el tipo de cambio les beneficia y además los gastos los siguen ejecutando en pesos. Entonces, tienen ingresos dolarizados con gastos en moneda local”.

Otro de los factores que podrían ayudar a sortear el escenario adverso, considera, se trata de la diversificación de las inversiones en más de un segmento, tanto en turismo de negocios como en los destinos vacacionales, es decir empresas como Grupo Hotelero santa Fe, que de acuerdo con el analista logró consolidar 50% de la cartera en propiedades de playa y 50% en destinos urbanos.