fbpx

20 de febrero 2019 | 10:00 am

En el Océano Pacífico, a 112 kilómetros del litoral del estado Nayarit, se encuentran las Islas Marías. Un archipiélago conformado por las islas María Madre, María Magdalena, María Cleofás y el islote San Juanito.

Tres de ellas se encuentran deshabitadas, sin embargo María Madre ha sido por 113 años la sede de un centro penitenciario.



Esos días acabaron, pues pasará de ser una cárcel centenaria a un centro ecológico y cultural de nombre Muros de Agua en honor a José Revueltas, quien estuvo preso en la isla. Ello tras la firma del Decreto de Desincorporación del Sistema Federal Penitenciario del Complejo Penitenciario Islas Marías.

De los 659 presos que resguarda el complejo, considerados de baja peligrosidad, serán liberados alrededor de 200 y los restantes serán transferidos a otros planteles cercanos a sus domicilios, de igual modo los trabajadores del plantel y sus familias.

La decisión, además del valor simbólico que le adjudicó el presidente Andrés Manuel López Obrador, está motivada por un ahorro estimado en más de 727 millones de pesos, es decir, el acumulado anual de la manutención de los presos, según indicó en un comunicado la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

De acuerdo con información de presidencia, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), será la encargada de administrar, desarrollar y preservar la biodiversidad.

Con la decisión desaparecerá una más de las cárceles heredadas de la época porfiriana. Su historia comenzó durante el siglo XX.

La isla fue descubierta según estimaciones entre  finales de 1526 y principios de 1527, desde entonces tuvo al menos tres propietarios particulares.

Pero fue hasta 1905 cuando la señora Gila Azcona, viuda del señor Manuel Carpena -último propietario de la isla- le vendió el territorio al gobierno federal por 150,000 pesos, según el documento Programa de Conservación y Manejo Reserva de la Biosfera Islas Marias.

En mayo del mismo año, a escasos cinco meses de estar bajo la propiedad del gobierno federal, Porfirio Díaz decretó que se utilizara para el establecimiento de una colonia penal.

Comenzó a operar en 1908 bajo la vigilancia del Ejército Mexicano.  

 El 30 de diciembre de este año, se incorporó al Sistema Penitenciario Federal, a fin de que pudieran cumplir condena los sentenciados federales o del orden común.

A partir de este año y durante todo el sexenio de Luis Echeverría, cambió la concepción del uso de las prisiones como método de reinserción social, lo  cual llevó a la Secretaría de Gobernación a impulsar la decisión de que fueran llevados a las islas presos que estuvieran de acuerdo con ser trasladados.

Además debían ser jóvenes “sujetos a condenas medias: ni tan breves que careciera de sentido el traslado a la Colonia, ni tan largas que se vieran tentados por la desesperación” indica Sergio García Ramírez en su libro “Temas de Derecho. Temas penales y penitenciarios” , editado por la UNAM. 

Así se seleccionaba  a los candidatos, se les persuadia  y posteriormente eran trasladados, en ocasiones acompañados de sus familiares, regularmente esposas, compañeras e hijos.

Esto llevó a una rehabilitación de la isla a través de la edificación de vivienda e instalación  de pequeñas industrias.

De acuerdo con el inventario Nacional de vivienda de INEGI, actualizado hasta 2016, existen en la isla 598 viviendas.

 Se firma el decreto por medio del cual se declara área protegida el archipiélago como reserva de biósfera.

“Las Islas Marías se consideran como un relicto de la biota del trópico seco mexicano que ha permanecido aislado del continente por más de ocho millones de años, y que actualmente funcionan como un rico reservorio de especies de fauna silvestre”. Se han identificado 17 especies endémicas en esa región.

 Se crea e instala  en la isla la Agencia del Ministerio Público de la Federación.

Este organismo tenía el objetivo de disminuir “conductas antijurídicas, ante la presencia de la autoridad investigadora y persecutora de los delitos; asimismo, permitirá un combate más eficaz en contra de los delitos del orden federal, así como una actuación oportuna y expedita del Ministerio Público de la Federación”, indica el acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación.  

El objetivo era garantizar el mejor funcionamiento del complejo.

Durante este año se autorizó que el Consejo de la Judicatura Federal hiciera uso de un terreno de 1,800 metros cuadrados en Maria Madre.

El terreno fue destinado para la construcción y administración de un Centro de Justicia Integral del Poder de la Federación, y de las áreas que requiriera. De acuerdo con el documento la autorización para el uso y aprovechamiento del suelo tendría una vigencia de 15 años, pasado el plazo podrían renovar el permiso.

El presidente de la República  Andrés Manuel López Obrador firma durante una conferencia de prensa el Decreto de Desincorporación del Sistema Federal Penitenciario del Complejo Penitenciario Islas Marías.

Hasta el cierre de esta investigación el decreto no ha sido publicado en el Diario Oficial de la Federación.