fbpx

20 de diciembre 2018 | 5:00 am

De materializarse el Tren Maya de Andrés Manuel López Obrador se adicionarán 905 kilómetros de vías a las que actualmente conforman el sistema Ferroviario Mexicano.

La ampliación sería la más importante en los últimos 18 años y también la inversión.

Durante los sexenios de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto se invirtieron en infraestructura ferroviaria alrededor de 182,713.5 millones de pesos en total. López Obrador estima inyectar 150,000 millones de pesos al desarrollo del Tren Maya.

El Sistema Ferroviario Mexicano tiene contabilizados actualmente 26,914 kilómetros de vías a lo largo del país, sin embargo el 73% de esa infraestructura existe desde los tiempos de Porfirio Díaz, en 1884, cuando se conectaron las principales zonas fronterizas con la capital y las zonas agroexportadoras y mineras.

En aquel año se inauguró el Ferrocarril Central de Ciudad Juárez a la Ciudad de México
y en 1888, el Ferrocarril Nacional que iba de Nuevo Laredo a la capital.

De vuelta al presente, en los últimos tres sexenios la red de ferrocarriles creció únicamente 259 kilómetros.

Pese a que los planes de infraestructura en este periodo incluyeron acciones relacionadas con infraestructura ferroviaria, no todas llegaron a consolidarse.

Durante el gobierno de Vicente Fox, los principales trabajos de este sector se concentraron en el mantenimiento al Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, en el Programa de Convivencia Urbano-Ferroviario, cuyo objetivo fue incrementar la seguridad de la población en el paso del ferrocarril por los centros urbanos.

A lo largo este sexenio, que corrió de 2000 a 2006, se invirtieron 19,644.1 millones de pesos de recursos públicos y privados, de acuerdo con el Informe de ejecución del Plan Nacional de Desarrollo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Con la llegada de Felipe Calderón a la presidencia en 2006 comenzó la construcción del Sistema de Trenes Suburbanos de la Zona Metropolitana del Valle de México, además se invirtió en libramientos y cruces troncales y dieron seguimiento al programa de de Convivencia Urbano Ferroviaria.

En total, la inversión pública y privada alcanzó 50,068.7 millones de pesos, según el sexto informe de ejecución del Plan Nacional de Desarrollo 2012 de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.  

Con Enrique Peña Nieto, según el informe de ejecución de la SCT, hasta 2017 (último dato consolidado) se invirtieron en infraestructura ferroviaria 113.7 mil millones de pesos. Los recursos se destinaron a libramientos y cruces troncales .

También inició la construcción de la primera fase del Tren Interurbano México – Toluca y la ampliación del Sistema del Tren Eléctrico Urbano de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

En el Plan Nacional de Desarrollo de ese sexenio se planteó invertir a partir de 2014 aproximadamente 17,954 millones de pesos en la construcción del Tren Transpeninsular, enfocado al transporte urbano. La construcción de esa línea debió concluir en 2017, sin embargo el proyecto fue cancelado. 

“El 30 de enero de 2015 el Gobierno de la República anunció diversas Medidas de Responsabilidad Fiscal para Mantener la Estabilidad, las cuales contemplaron ajustes al gasto público de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal”, anunció el informe presidencial de 2017.

Esas medidas incluyeron la reducción de 18.1 mil millones de pesos de inversión en infraestructura  “lo que implicó la cancelación definitiva del tren de pasajeros Transpeninsular y la suspensión indefinida del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro”, agrega el documento. 

Ferrocarril contra autotransporte

El transporte de mercancías es la principal función del Sistema Ferroviario Nacional, en 2017 se movilizaron 126.9 millones de toneladas, sin embargo esa cifra equivale al 12% del volumen de carga, de acuerdo con el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP).

En pasajeros, la red ferroviaria transportó 56.7 millones de personas en 2017 el equivalente a 0.01% de la demanda total, indica el documento Transporte Ferroviario, elaborado por el CESOP.

El documento indica que pese a que se ha buscado competencia entre el ferrocarril y el autotrasnporte, el segundo se ha visto más beneficiado por una liberación del mercado más temprana que en el caso del ferrocarril.

Actualmente en el país solo participan nueve concesionarios y asignatarios en el Sistema Ferroviario Mexicano:

  • Ferrocarril Mexicano
  • Kansas City  Southern de México
  • Ferrosur
  • Ferrocarril del ISTMO de Tehuantepec
  • Línea Coahuila- Durango
  • Ferrocarril y Terminal del Valle de México
  • Gobierno del Estado de Baja California. Administradora de la Vía Corta  Tijuana-Tecate
  • Gobierno del Estado de Puebla
  • Ferrocarril Suburbano

La puesta en marcha del Tren Maya abriría la puerta a siete nuevos consecionarios, de acuerdo con declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha señalado que en los dos primeros meses de 2019 serán publicadas las licitaciones para construcción de los tramos faltantes y  operación y mantenimiento de las vías existentes.

En el presupuesto de 2019 se estima una inversión de 6,000 millones de pesos, aunque se estima que el costo total del proyecto será de entre 120 y 150,000 millones de pesos.