13 de agosto 2020 | 5:00 am

Nota del Editor: este texto fue actualizado con la corrección de la cifra de 120.85% correspondiente al inicio de construcciones de naves industriales. 

El sector de construcción industrial es uno de los que se ha visto afectado en menor medida por la crisis económica causada por la pandemia de COVID-19, especialmente en la Ciudad de México, pues la inversión en ese rubro no se ha detenido.

De acuerdo con cifras de la plataforma de análisis inmobiliario DATOZ, de enero a julio inició la construcción de 326,538 metros cuadrados de naves industriales especulativas para venta y renta, es decir que en el primer semestre, la construcción de naves industriales incrementó 120.85%  principalmente por la actividad en construcción en segundo trimestre del 2020, pues en ese mismo periodo del 2019 no se registraron inicios de construcción.

La Ciudad de México si es un excepción en relación a otros mercados en el país, de hecho un dato interesante para poner esto en evidencia es el de la absorción bruta, en los primeros seis meses fue de 481,000 metros cuadrados, por medio de transacciones en venta o renta de espacios especulativos construidos; y es un porcentaje muy similar al periodo anterior”  dijo a EL CEO Sergio Mireles, socio fundador de Datoz.

De acuerdo con su información en el primer semestre la absorción tuvo un incremento de 3.58% en comparación con el 2019, sin embargo la absorción durante el segundo trimestre tuvo una caída de 28.14%.

Así, con un mayor número de inicios de construcción, los metros de inventario disponible incrementaron a 972,000, lo que representa un crecimiento de 98%, de acuerdo con su información, los inicios de obra se concentran en Cuautitlán y Tultitlán con 72.1% de los proyectos.

Los proyectos nuevos de acuerdo con Datoz, son construcciones especulativas, es decir no fueron diseñadas a la medida para algún cliente en particular, aunque en la Ciudad de México, los principales demandantes son empresas de comercio electrónico.

Las fibras inmobiliarias también están participando en ese segmento, durante sus reportes trimestrales Prologis y Fibra UNO consolidaron adquisiciones.

En el caso de Prologis realizó una inversión por 202.3 millones de pesos para la incorporación de dos inmuebles a su portafolio; uno ubicado en la zona urbana de Santa María la Ribera en Ciudad de México y el otro en Guadalajara reporto SiiLA.

Mientras que Fibra Uno que anunció la adquisición del portafolio ‘Hércules’, integrado por cinco propiedades en la CDMX, que tiene por objetivo absorber la demanda de espacios de almacenamiento dentro de la mancha urbana destacaron y aunque no se especificó el nombre del inquilino mencionaron que es un jugador internacional de comercio electrónico.

De acuerdo con SiiLA, en un año Mercado Libre aumentó su espacio 650% cerrando el segundo trimestre del 2020 con un total de 137,805 metros cuadrados ocupados en la CDMX.

Del mismo modo, la empresa O’ Donnell, promotor inmobiliario que también se especializa en adquirir, desarrollar y rentar propiedades anunció la inversión de 40 millones de dólares para la adquisición de cinco naves industriales de 38,765 metros cuadrados en la Alcaldía Gustavo A. Madero, que serán utilizadas para comercio electrónico, pues estiman un crecimiento de 50% en ventas de este canal para el cierre de 2020, debido al efecto social y económico ocasionado por la pandemia.

El momento para el ofrecimiento de OD888 [el portafolio] es ideal para los proveedores de e-commerce ya que, durante 2020, dicho sector ha presentado tasas de crecimiento del 50%, con picos de más de 100% debido a la situación generada por el Covid-19.

La contingencia ha traído un acelerado proceso de adaptación a las ventas online y a mayor demanda de comercio electrónico, mayor necesidad de espacio para su distribución. De acuerdo con nuestras estimaciones, por cada mil millones de dólares en ventas, se necesita una demanda adicional de espacio de 120,000 m2, 

dijo David O’Donnell, Presidente y Director General de O’Donnell Capital Management en un comunicado.

Sergio Mireles, señaló que el incremento en los indicadores de absorción y de nuevas construcciones es una señal positiva para el mediano y largo plazo y en general plantea un escenario positivo para el resto del país.