fbpx

11 de septiembre 2019 | 5:00 am

La Secretaria de Turismo tendrá que hacer más con menos en 2020, de aprobarse el presupuesto que le fue asignado en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación.

Por un lado, le toca materializar el proyecto del Tren Maya y buscar la recuperación de la industria, todo esto con 44.7% menos en materia de recursos.

El presupuesto en 2019 fue de 8,785.9 millones de pesos, mientras que el propuesto para el 2020 asciende a 5,034.5 millones, lo que representa una reducción de 44.7% en términos reales, según un análisis de Intercam Casa de Bolsa.

El entorno al que se enfrenta es complejo, ya que durante los primeros cinco meses del año se ha observado una menor ocupación hotelera, equivalente a 61.2%, lo cual se debe principalmente a la inseguridad, el sargazo y las variaciones del tipo de cambio, de acuerdo con el reporte de Hotelería y Turismo elaborado por CBRE.

En ese contexto, la dependencia se ha planteado como objetivo promover un turismo sustentable y de calidad, para lo cual consideran indispensable “generar fuentes de financiamiento para impulsar proyectos que promuevan el potencial turístico del país, buscar alternativas para ampliar el financiamiento, y brindar apoyo para que haya más inversiones de emprendedores con el fin de facilitar el camino para que se detonen los proyectos”, indica la estrategia programática.

El financiamiento al sector se encuentra en recuperación. Actualmente hay 23,085.3 millones de pesos en la cartera total de crédito que la banca de desarrollo ha entregado a empresas relacionadas con actividades de hospedaje, de acuerdo con datos de Banxico.

Sin embargo, es el monto más bajo de 2019.

La estrategia de Sectur para contrarrestar esta situación es “generar fuentes de financiamiento para impulsar proyectos que promuevan el potencial turístico del país y buscar alternativas para ampliar el financiamiento, crear las oportunidades y condiciones necesarias para la puesta en marcha de proyectos turísticos, en coordinación con los inversionistas potenciales y generar una coinversión entre los sectores público y privado”, indica la estrategia programática.

Para ello dispondrán de 7.4 millones de pesos etiquetados en el programa Desarrollo y Promoción de Proyectos Turísticos Sustentables, y el de Fomento y promoción de la inversión en el sector turístico, que tiene disponibles 753.6 millones de pesos.

Pese al entorno y la baja en el financiamiento continúan proyectos en marcha, pues se espera que durante el año las cadenas hoteleras más grandes abran 23,000 nuevos cuartos.

Las inversiones se concentran en los principales destinos turísticos del país, por ejemplo Quintana Roo, que absorberá el 44% de los cuartos planeados, y le sigue la ciudad de México en el segmento de negocios, según el reporte de CBRE.

Menos dinero para el Tren Maya

Para el ejercicio de 2020, el Tren Maya tiene etiquetados 2,500 millones de pesos,  57% menos recursos en términos nominales frente a lo programado para 2019. Pese a ello, los recursos siguen siendo suficientes, ya que se trata de “una obra fundamentalmente de inversión privada”, destacó el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en un comunicado enviado a medios.

“Nosotros tuvimos este año una asignación de 5,000 millones de pesos que han servido para varias preparaciones para el mismo proyecto, como algunos pagos de derechos de vía, de carreteras, de obras preliminares y en el año 2020 evidentemente tuvimos una cantidad menor porque las cantidades fuertes están en los contratos”, dijo Rogelio Jimenez Pons, director de Fonatur.

El titular de la dependencia señaló que a finales de 2019 se consolidarán contratos con montos de más de 80,000 millones de pesos, pero que corresponderán a la inversión privada.