fbpx

15 de marzo 2019 | 5:00 am

Pemex destinará este año 50,000 millones de pesos a la construcción de la séptima refinería del país, la cual se ubicará en Dos Bocas, Tabasco. El proyecto, sin embargo, genera preocupación y ha sido criticado por la falta de estudios ambientales y por las dudas sobre su factibilidad.

Apostarle a los combustibles fósiles cuando diversas industrias están virando hacia renovables suena poco rentable y ha sido criticado por analistas y calificadoras de riesgo; pese a todo, la administración de Andrés Manuel López Obrador tiene una férrea convicción por ese proyecto.

Tanta que incluso tiene identificado un modelo a seguir: la refinería Jamnagar, uno de los complejos petroquímicos más grandes del mundo que fue visitado por la secretaria de Energía Rocío Nahle, en julio del año pasado.

Jamnagar es una zona económica especial del estado Guyarat, en India. Actualmente cuenta con un población de 500,000 personas y su principal actividad económica es la refinación de crudo.

Reliance Industries Limited, la primera empresa Hindú que rompió la barrera de los mil millones de dólares, es su propietaria.

Comenzó la obra en 1998, año en que la región fue duramente golpeada por un huracán que se llevó consigo los avances del complejo, sin embargo, 62 días después del siniestro la construcción continuaba. Comenzó a operar en julio del 2000 y generaba 600,000 barriles diarios. En su construcción se invirtieron 1,300 millones de dólares.

(Tomada de www.bechtel.com)

Aunque ya en ese momento la refinería Jamnagar era un referente por su tamaño y capacidad, en 2005 la empresa decidió llevarla más lejos, motivados por el incremento de la producción de barriles para exportación.

Así, en 2004 anunciaron la construcción de una segunda fase que permitiría duplicar la producción. Actualmente generan 1.2 millones de barriles al día.

(Tomada de www.bechtel.com)

La construcción de la segunda fase comenzó en 2005 y concluyó en diciembre de 2008. Costó 6,000 millones de dólares.

La empresa Bechtel supervisó la edificación. La compañía de origen americano ha desarrollado otros proyectos de infraestructura como aeropuertos, trenes, hidroeléctricas y plantas petroquímicas a lo largo del mundo, no obstante, aceptan que la Refinería Jamnagar fue un reto.

“En el pico de la construcción, el proyecto empleó a más de 70,000 trabajadores. Además, Bechtel creó una ‘empresa virtual` que involucró a unos 2,800 ingenieros y otros profesionales en 19 oficinas en todo el mundo, quizás la fuerza laboral más ampliamente distribuida que Bechtel ha aplicado a un proyecto”, destacan en la descripción del desarrollo.

Según los datos, la construcción requirió más de 1.5 millones de metros cúbicos de concreto y alrededor de cuatro millones de metros de tuberías. La refinería se extiende en un área de casi 3000 hectáreas.

(Tomada de www.bechtel.com)

Para mitigar el impacto ambiental que genera la planta, Reliance Industries Limited generó alrededor del complejo 343.9 hectáreas de árboles de diversas especies.

Recuperaron 20 hectáreas de manglares alrededor de los muelles “para estabilizar los suelos sueltos y proteger el interior de marejadas ciclónicas, tormentas y vientos de alta velocidad”, reportó en 2008 Reliance Industries Limited.

Aseguran que ello funciona como un amortiguador contra el potencial riesgo de derrames “manchas de aceite arrastradas desde el mar, produciendo un rico ecosistema, creando un refugio para peces, marinos, invertebrados, moluscos, corales y aves”.

Además, se desarrollaron alrededor del complejo viviendas para los trabajadores. Se estima que viven 75,000 familias. La zona cuenta con escuelas, centros recreativos como deportivos, casas de cultura, centros de capacitación, hospitales y centros comerciales.

El proyecto de Dos Bocas

El proyecto de Dos Bocas en Tabasco está pensado en un área de 400 hectáreas donde albergará 17 plantas de proceso, 93 tanques y esferas y un sistema de generación energética para autoabastecimiento.

El gobierno federal estima generar 23,000 empleos directos y 112,000 indirectos. Asimismo, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, planea recuperar las seis refinerías existentes en el país que tienen potencial para 500,000 barriles aunque operan al 40% de su capacidad.

El objetivo es alcanzar una producción de 1,540,000 barriles al día.