4 de marzo 2021 | 5:00 am

Los centros comerciales, después del sector de oficinas y turismo, fue el más golpeado dentro del negocio inmobiliario en 2020, principalmente por las restricciones a los horarios de operación por la contingencia sanitaria.

Los centros comerciales vieron su afluencia reducida, sin embargo han tenido que enfrentar también la salida de locatarios que no han resistido la disminución en el consumo.

De acuerdo con José Carlos Alemán, CEO de la consultora de mercado SiiLA, durante el año en los tres mercados principales (Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey) se dieron más de 1,000 cancelaciones de contratos de arrendamiento.

La consultora analiza el comportamiento de los centros comerciales de más de 10,000 metros cuadrados en esas tres ciudades.

El directivo de SilLA dijo a EL CEO que el grueso de las salidas se dio durante el tercer y cuarto trimestre del año.

“En el primer trimestre del 2020 vimos la salida de 10 locales, para el segundo salieron 100 y para el tercer trimestre salieron 624, una salida radicalmente más alta y para el cuarto trimestre se desocuparon 633 locales comerciales” dijo José Carlos Alemán.

Los resultados de las Fibras ya han observado el fenómeno, también con una disminución en la ocupación.

Eso pese a los apoyos que han implementado. De acuerdo con Fibra Danhos, durante el último trimestre del año el programa de apoyo a arrendatarios sumó un total de 103.3 millones de pesos a través de notas de crédito y provisiones, sin embargo ese monto es 50% menor al del tercer trimestre.

De las salidas que SiiLA observó en el año, la mayor parte pertenece al rubro de ropa y calzado, y se trata principalmente de islas y locales mini y locales de entre 200 y 400 metros cuadrados.

Panorama para 2021

Para algunos operadores el 2021 es una oportunidad de recuperación del negocio.

El desempeño durante el otoño y el mes de diciembre 2020 fue muy alentador. Por lo que esperamos una recuperación sostenida de nuestro segmento comercial conforme 2021 avanza y el efecto de los gastos electorales y la inyección de liquidez global estimulan una recuperación macroeconómica global,

dijo Fibra UNO en su mensaje a inversionistas.

Sin embargo los operadores deberán absorber el golpe de otras empresas de mayor tamaño que se encuentran atravesando reestructuras o que han anunciado su salida de México, como es el caso de Best Buy.

Daniela Portillo, Senior Research en SiiLA comentó que para el 2021 se podrían desocupar alrededor de 39,000 metros cuadrados por la salida de Best Buy, la marca Adolfo Dominguez y por una tercera que aún no está confirmada pero está relacionada con el sector financiero.

Destacó que en este caso, el impacto es menor en relación al número de marcas, pero cobra relevancia en el espacio pues contaban con tiendas de al menos 10,000 metros cuadrados en sus ubicaciones.

Otro rubro que también se ha visto afectado es el del entretenimiento principalmente en el caso de los cines, en donde su contribución a los ingresos de los centros comerciales ha disminuido y en el caso de Cinépolis y Cinemex se encuentran en complicaciones financieras.

“Lo que vimos y en sintonía con los comentarios de las fibras es que y realmente se espera que los cines sigan porque son anclas poderosas y el potencial de reconversión es grande, e incluso si se fueran la oportunidad de reconversión va ser grande , entonces podemos empezar ver otras anclas y otros inquilinos”, comentó Daniela Portillo.