fbpx
real estate

8 de octubre 2018 | 5:00 am

En la década de los 50, la inauguración de Ciudad Universitaria ocasionó que el centro del entonces Distrito Federal perdiera población y dinamismo.

“De repente sacaron a 100,000 alumnos que vivían en el centro de la ciudad. La actividad económica empezó a bajar y eventualmente se fueron algunas empresas y personas del sector público”, recuerda el director general de la consultora Softec, Eugene Towle.

Algo así podría pasarle a toda la Ciudad de México con la descentralización de la administración pública que planea llevar a cabo Andrés Manuel López Obrador.

El presidente electo planteó relocalizar la sede de 27 secretarías de Estado. La intención es ubicarlas en entidades federativas con vocación afín a los objetivos de las dependencias –como la Secretaría de Turismo en Mérida o la Secretaría de Energía en Tabasco– y para disminuir el rezago económico de algunos estados de la República.

Se estima que de los casi tres millones de trabajadores del gobierno federal, 80% laboran en la Ciudad de México.

El equipo de López Obrador calcula que la reubicación de dependencias públicas costará 125,000 millones de pesos, aunque algunos especialistas consideran que será mucho mayor si se suma la inversión en vivienda para los trabajadores, infraestructura básica para recibirlos y la construcción de espacios de trabajo en las localidades donde no hay oferta.

De acuerdo con Towle, es muy importante saber cuántas personas saldrán de la CDMX para reubicarse en otros estados, ya que se requiere de una planeación integral para recibirlos. Más aún, para saber qué va a suceder con la oferta de edificios y vivienda en la capital del país.

 Por ejemplo, si es el 1% de la población de la Ciudad de México, no pasa gran cosa. Sin embargo, se ha hablado de un millón de familias. Eso es el 20% de las familias de la ciudad 

 Eugene Towle, director general de Softec.

Impacto en precio

De acuerdo con el especialista del sector inmobiliario de KPMG, Alberto Vázquez, la salida de las dependencias públicas de la CDMX provocará que se reduzca el precio de los espacios de oficinas.

Actualmente, el precio por metro cuadrado de espacios corporativos Clase A+ de la Ciudad de México es el más elevado en comparación con los otros corredores de mayor relevancia: Monterrey y Guadalajara.

En Guadalajara, los espacios corporativos se cotizaban a diciembre de 2017 en 20.38 dólares por metro cuadrado en promedio, 17.63 en Monterrey y 23.36 en la Ciudad de México, según los reportes de Cushman & Wakefield y Solili.

Sin embargo, durante el segundo semestre de 2018 se observó un menor dinamismo en el precio de salida de los inmuebles en la CDMX, de acuerdo con CBRE, sumado a una menor absorción neta y un mayor número de metros cuadrados en construcción.  

En el mercado de vivienda también se esperan efectos, ya que el precio de los inmuebles aumentó considerablemente durante los últimos años. Solo en el segundo trimestre de 2018 el índice de precios de la vivienda en la CDMX incrementó 9.9%, según datos de la Sociedad Hipotecaria Federal.

“El efecto en el precio de vivienda podría ser más importante que en el mercado de oficinas, por la cantidad de empleados que podrán reubicarse en las diferentes localidades”, consideró Alberto Vázquez.