fbpx

25 de junio 2019 | 4:42 pm

En la alcaldía Miguel Hidalgo, de la Ciudad de México, 15 de las zonas de menores recursos serán “adoptadas” por inversionistas de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI).

Lo anterior tras la firma de un convenio de colaboración entre la alcaldía y la Asociación, con el cual buscan facilitar la recuperación urbana de zonas marginadas.

Enrique Téllez, presidente de la ADI, y Víctor Hugo Romo, alcalde de Miguel Hidalgo, explicaron que la recuperación consistirá en “intervenciones quirúrgicas” como mobiliario urbano, luminarias, creación de ciclovías, mejoramiento en escuelas y en parques de bolsillo, entre otras.

El gobierno local y el de la CDMX tienen contemplados 100 millones de pesos para estos trabajos, a lo que se añaden 50 millones por concepto de medidas de mitigación y 50 millones que la ADI invertirá derivados de la firma del convenio.

Víctor Hugo Romo, alcalde de Miguel Hidalgo, y Enrique Téllez, presidente de la ADI.

Víctor Hugo Romo, alcalde de Miguel Hidalgo, y Enrique Téllez, presidente de la ADI.

 

Algunas de las zonas seleccionadas para las intervenciones son Av. México-Tacuba, Calle Golfo de Bengala, el metro Panteones y el crucero de México Tacuba con circuito San Cosme.

“Encontramos un potencial de desarrollar la zona y queremos despertar interés de la inversión privada”, agregó Romo, sin embargo, la inversión en grandes proyectos genera impactos variados.

Atraen a personas con mayor poder adquisitivo, aquellos que pueden pagar el costo de una vivienda en la zona o a la entrada de determinados centros de espectáculo. Al mismo tiempo niegan el acceso a otros tantos por el costo que implica el disfrute de los bienes y servicios que ahí se ofrecen , argumenta Adriana Ayala en su Investigación Nuevo Polanco: renovación urbana, segregación y gentrificación de la CDMX.

Al ser cuestionado al respecto, el alcalde señaló que, en sintonía con lo dicho por la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, se están llevando a discusión mecanismos para disminuir el precio de la vivienda, por ejemplo “hacer un acuerdo general para que no haya especulación” e incentivar el desarrollo de vivienda en renta.

“No somos partidarios de parar obras”

El sector inmobiliario ayuda a generar alrededor del 18% del PIB de Miguel Hidalgo, indicó el alcalde Romo, por lo cual considera de gran importancia cuidar la inversión privada.

“Hemos ofrecido mesas de diálogo para los integrantes de ADI para flexibilizar trámites, agilizar denuncias y aclarar los temas que se tengan en obras específicas. No somos partidarios de cerrar obras, ni de que se frenen los proyectos”, dijo.

En la demarcación hay 44 obras que se encuentran en revisión: una de manifestación tipo C, es decir mayor a 10,000 metros cuadrados; ocho corresponden a tipo B (de hasta 10,000 metros cuadrados) y 35 a proyectos tipo A, que son los de menor tamaño. Adicionalmente hay en marcha alrededor de 460 obras.