credito hipotecario

5 de marzo 2021 | 5:00 am

Los bancos no estuvieron exentos del impacto que tuvo la pandemia el año pasado, tanto en ingresos como en operaciones, sin embargo al menos para los cuatro más relevantes, el negocio hipotecario se mantuvo estable y en algunos casos incluso mostró crecimiento.

El sector vivienda se vio impulsado durante todo 2020, primero con la declaración de actividad esencial a la construcción, lo que permitió que continuara en desarrollo nuevas unidades, aunque en menor proporción que en otros años.

La compra de vivienda, pese al entorno de incertidumbre se mantuvo durante el año, sigue mostrando signos de recuperación.

De acuerdo con el reporte económico del Instituto Nacional del Fondo Para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit), durante el cierre del año se colocaron 14,000 créditos más que los registrados durante el mismo periodo de 2019, razón por la cual esperan que el 2021 sea un año de recuperación.

Alfonso Aguilar, cofundador de Perfilan, una plataforma tecnológica especializada en filtrar leads de venta, comentó a EL CEO que durante el año observaron mayor dinamismo e interés de las personas por adquirir vivienda, incluso a través de medios digitales.

En el caso de la banca privada el fenómeno fue similar, pues aunque sus ingresos descendieron a causa de menor actividad en el consumo o su participación en empresas, respondieron con estrategias agresivas enfocadas en créditos a la vivienda y automotriz.

Santander

El banco español reportó al cuarto trimestre del año una cartera de crédito total 702,769 millones de pesos, que representa una caída de 1.5% en comparación con el mismo periodo de 2019, sin embargo observaron niveles de originación históricos.

A pesar de la pequeña contracción de nuestra cartera crediticia, mantuvimos sólidos niveles de desempeño en hipotecas y créditos de auto, registrando niveles de originación históricamente altos

dijo Héctor Grisi, presidente ejecutivo y director general de Santander México en su mensaje a inversionistas

Hasta diciembre del 2020, el monto de crédito hipotecario sumó 172,871 millones de pesos , lo que representa un crecimiento anual de 13.8% y trimestral de 4.4%.

Una de las estrategias fue consolidar la presencia digital por medio de Hipoteca Online, la plataforma del banco que promete conectar vía online todo el proceso de la adquisición. La herramienta registró más del 70% de las operaciones.

BBVA

Al cierre del año, según las cifras de la Comisión Nacional Bancaria de y de Valores, este banco alcanzó el 23.6% de la participación de mercado un incremento de 60 puntos base en comparación anual.

BBVA también reportó crecimiento en el segmento de crédito hipotecario; el monto acumulado de los 12 meses terminados ascendió a 248,909 millones de pesos, un crecimiento de 7.7%, que fue después de los préstamos al gobierno el rubro que mejor desempeño mostró.

Scotiabank

La cartera de crédito vigente se ubicó en 402,127 millones de pesos, lo que representó un incremento de 14 puntos base en la participación de mercado. Esto, en parte resultado del crecimiento de 9.4% en el crédito a la vivienda.

“La cartera vigente de préstamos de menudeo, creció 7,019 millones de pesos o 4% respecto al año pasado. El incremento anual fue impulsado por un mayor volumen en la cartera hipotecaria por 12,583 millones de pesos” dijo el banco en su reporte trimestral.

HSBC

La cartera de crédito neta fue de 348,800 millones de pesos al 31 de diciembre de 2020, lo que representa un decremento de 10% en comparación con el 2019. Sin embargo, la cartera minorista experimentó un crecimiento de 6.2% con respecto al año anterior explicado por “el crecimiento de la cartera hipotecaria en 21.4%, parcialmente compensada por la reducción de la cartera de consumo en 8.8%”.

Al final del año, el portafolio de hipotecario registró “el máximo nivel de productividad”, lo cual explican por medio del relanzamiento de productos y políticas de crédito y la conexión con socios comerciales, entre ellos Infonavit con quien coparticipa en originaciones de crédito.

De acuerdo con el análisis de Perfilan, durante el año, las personas que solicitaron un crédito a la vivienda se enfocaron prefirieron tramitarlo con la banca comercial que con instituciones de gobierno dado el segmento de vivienda al que van dirigidos.

Así la banca se ha concentrado en las viviendas de segmento medio-residencial y residencial en adelante, mientras que los organismos de gobierno han abarcado la vivienda media y económica.

Los bancos como otros sectores también han tenido que implementar ayudas para los acreditados como diferimientos de pagos y en algunos casos reestructuras y ha incrementado el índice de morosidad.

De acuerdo con los datos de la CNBV hasta el cierre de enero de 2021, el Índice de Morosidad en créditos a la vivienda se situó en 3.42%, un incremento de 0.44 punto base en comparación con enero del 2020. Por segmentos, el mayor impacto se dio en los créditos originados en Infonavit y Fovissste.