fbpx

8 de octubre 2019 | 5:00 am

Los vecinos del pueblo de Cuautepec, en la alcaldía de Gustavo A. Madero, se oponen a la construcción de la línea uno del transporte elevado Cablebús. En cambio, proponen construir una ciclovía elevada y un carril confinado para transporte público, lo cual sería seis veces más barato, según sus estimaciones.

Los vecinos rechazan el proyecto porque consideran que no es suficiente para dar solución al problema de movilidad de la zona, es costoso y requeriría subsidio (como el resto de los transportes concesionados).

De Indios Verdes al centro del valle son aproximadamente 7.5 kilómetros, y la gente los recorre en dos horas de camino

Ingeniero Leopoldo Acosta, habitante de Cuautepec y miembro de Asamblea Cuautepec.

El origen del problema, agrega, es que las avenidas principales están bloqueadas continuamente por una gama de obstáculos, como saturación por el flujo vehicular de particulares, de carga y de pasajeros, se ponen tianguis sobre esas vías y también hay taxis piratas en diferentes puntos. También por las malas condiciones de las vialidades y banquetas.

La organización vecinal Asamblea Cuautepec comenzó a recolectar firmas con dos fines, el primero es detener el proyecto del Cablebús y el segundo es construir el proyecto de movilidad alternativo que también contempla la rehabilitación de las banquetas, así como el ordenamiento de los vendedores ambulantes, con un costo aproximado de 503 millones de pesos.

Asamblea Cuautepec – Proyecto Integral Ciudadano de Movilidad

Este es el Proyecto Integral Ciudadano para el bienestar de los habitantes de Cuautepec, que implica realizar obras de infraestructura y la liberación de calles y banquetas par darle fluidez al tránsito en la zona y ahorrar hasta 60 por ciento del tiempo actualmente ocupado para salir de la zona.

Posted by Asamblea Cuautepec on Tuesday, September 24, 2019

La consulta durará un mes, tiempo en el cual buscan recopilar más de 1,900 firmas, que fueron las obtenidas durante la consulta que realizó el gobierno de la CDMX para la construcción del Cablebús, la cual fue realizada sin criterios técnicos y en la que firmaron trabajadores de la administración, dijo Juan Téllez, representante de la Asamblea.

Al superar las firmas consideran llevar el proyecto directamente con la Jefa de Gobierno.

La era del Cablebús en la CDMX

El tramo de Cuautepec a Indios Verdes corresponde a la primera de seis líneas de teleférico que se pretenden construir en la ciudad. La licitación de la primera línea fue publicada en marzo.

Sin embargo, el concurso se declaró desierto, ya que los participantes no cumplían con el monto programado. Posteriormente el proyecto fue asignado a la empresa Doppelmayr vía adjudicación directa, un contrato que asciende a 2,925 millones de pesos.

La empresa de origen austriaco, a través de su filial mexicana ha desarrollado otros teleféricos en el país, por ejemplo en Chihuahua e Hidalgo, aunque también ha sido señalada por relacionarse en operaciones fraudulentas con Odebrecht en Venezuela, así como por irregularidades en su participación en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de Texcoco.

Sin embargo, uno de los principales reclamos de los vecinos es que el costo del proyecto no se justifica con el impacto que va tener.

Se estima que beneficie solo al 26% de la población de Gustavo A. Madero, que asciende a 1.16 millones de habitantes, según el documento de las bases de licitación del proyecto, mientras que en Cuautepec se vería beneficiado el 11% de la población.

Aunque la construcción de las 63 torres necesarias para el tramo podría tener efectos adversos para al menos 200 viviendas, según las estimaciones de Leopoldo Acosta.

Este tipo de sistemas ha sido utilizado como transporte urbano en países como Colombia y Bolivia, principalmente en zonas de alta marginación, en las que las condiciones geográficas aportan múltiples pendientes y zonas elevadas.

“La función de esto servicios es atender a la población de bajos ingresos que tienen necesidades de accesibilidad muy especiales” dijo Bernardo Navarro, Coordinador del Observatorio de Transporte y Movilidad Metropolitana de UAM- Xochimilco, aunque por las características propias de la tecnología no puede ser considerado como transporte masivo, para ello debe trasladar al menos a 80,000 personas al día.

El teleférico que se encuentra en Ecatepec, Estado de México, que tuvo un costo de 1,700 millones de pesos transporta aproximadamente 18,000 usuarios diariamente.

Por su parte los miembros de la organización vecinal hicieron énfasis en su interés en que los recursos sean utilizados para que se concluya un hospital cuya construcción quedó pausada tras el cambio de administración.