fbpx

1 de octubre 2019 | 5:00 am

El bloqueo y la toma de casetas en tramos carreteros de peaje ha generado pérdidas cercanas a 3,500 millones de pesos, según estimaciones de la Asociación Mexicana de Concesionarios de Infraestructura Vial (AMCIV).

Es un fenómeno que ha ido en expansión en el país. No se trata solo de que se impida el paso que impacta en el flujo de circulación, sino que la principal afectación viene por la toma de casetas. Es decir, cuando grupos creados exprofeso se apoderan de plazas de cobro y ellos reclaman a los usuarios una tarifa por dejarlos cruzar

Marco Frías, director de AMCIV .

Según las estimaciones de la asociación, desde 2018 a la fecha, esa actividad realizada en ocasiones por manifestantes, así como por integrantes del crimen organizado, han generado pérdidas de alrededor de 3,500 millones de pesos.

Los estados en los que han observado una mayor incidencia son Baja California, Sonora, Nayarit, Michoacán y Jalisco.

“Es un impacto no solo para los concesionarios sino para los ingresos del estado” comentó Frias. De acuerdo con Caminos y puentes Federales (Capufe) y el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) han tenido pérdidas de aproximadamente 1,500 millones de pesos, mientras que los 2,000 restantes corresponden al impacto que han recibido las nueve concesionarias que son miembro de la asociación. Por lo cual el monto de las pérdidas podría ser mayor.

“El cierre de las carreteras de peaje es el principal factor que le está afectando últimamente a las empresas, en la que vemos mayor impacto es en Pinfra, aunque Ideal no se queda atrás”, comentó Carlos Adrian García Necoechea, analista de Signum Research.

Para Promotora y Operadora de Infraestructura (Pinfra) el segmento de concesiones representa 72% de los ingresos de los ingresos y durante el segundo trimestre del año estos aumentaron 1% con respecto al mismo periodo de 2018.

El menor crecimiento en los ingresos también lo explicaron a través de “una disminución del tráfico en la autopista Peñón-Texcoco por la cancelación del aeropuerto. En las autopistas San Martin-Texmelucan y Tlaxcala-Xoxtla también se tuvo un decremento en tráfico debido a la construcción de un distribuidor vial”, indica el reporte.

En el caso de Ideal, los ingresos por tramos carreteros concesionados corresponden al 64% del total, y durante el segundo trimestre del año se mantuvieron bajos “debido a la disminución del tráfico promedio diario en el sector de autopistas explicado por los bloqueos en algunas casetas y los problemas de distribución de combustible que se sucitaron en todo el país durante enero”.