fbpx
Windows 7 deja de tener soprte

13 de enero 2020 | 5:00 am

Windows 7 llegó a su fin. Microsoft dejará de dar soporte al sistema operativo que fue lanzado hace 10 años, en octubre de 2009.

La fecha específica de finalización del soporte para Windows 7 será este martes, aunque esto también implica riesgos para los usuarios que aún no han migrado a la siguiente versión recomendada, que es Windows 10. 

En general, cuando un producto llega al final de sus ciclo de vida el tema de seguridad es trascendente porque, al dejar de dar soporte, cualquier vulnerabilidad nueva que se descubra no va a ser cubierta de manera inmediata o no tendrá la atención como si el producto tuviera soporte

 Roberto Martínez, analista senior de seguridad para Kaspersky México

El ciclo de una app o sistema de operativo, según Martínez,  está definido por la gente que está detrás ‘parchando’ cualquier vulnerabilidad. Por ejemplo, si alguien descubre una falla a nivel de funcionalidad del sistema operativo de Windows 7, esta vulnerabilidad es explotada en cualquier parte del mundo. 

Escasa cultura de actualización aumenta riesgos 

En México y en la región de Latinoamérica, la adopción de Windows 10 se verá mermada, además de que habrá pequeñas empresa y usuarios que decidan a migrar a la nueva versión pero no licenciada.

A nivel mundial, hasta el primer semestre de 2019, Windows 7 ocupaba la segunda posición con una cuota de mercado del 36.6%, tan solo por detrás de Windows 10 con una cuota mercado del 43.31%, según Statista. 

 

En Latinoamérica, Windows 10 también lidera la participación de mercado, seguido por Windows 7 y Windows 8. Hasta la cuarta posición se encuentra MacOS en conjunto con Windows XP, Linux y Chromebook, de acuerdo con Kaspersky Security Network.

El especialista en seguridad explicó que los atacantes tienen como tarea prioritaria buscar qué herramientas, aplicaciones o sistema operativo dejan de tener soporte y a partir de ahí buscar vulnerabilidades.

Incluso, aún cuando existan versiones vigentes. El riesgo siempre está ahí, la diferencia es que cuando se descubre que hay una vulnerabilidad y el fabricante libera el parche, al menos como usuario tienes la posibilidad de protegerse y cuando se deja de dar soporte no tienes esa opción

Por su parte, Microsoft publicó en su página de soporte que recomienda sus usuarios  “encarecidamente” pasar a Windows 10 para evitar una situación en la que se necesite servicio o soporte técnico que ya no esté disponible.

La migración de sistema operativo no siempre es una tarea fácil

El cambiar de sistema operativo no siempre resulta una tarea fácil para compañías y usuarios debido a que es necesario contemplar diversos factores. 

Martínez resalta dos factores importantes a considerar en este proceso de migrar a un nuevo sistema.

Primero, hay un costo adicional de licenciamiento que una compañía que tiene 300 o 500 equipos debe considerar dentro de su presupuesto.

Además, el factor de las infraestructuras críticas, pues si hay un tipo de solución diseñada para un sistema operativo con cierta versión, en estos, no pueden simplemente hacer cambios porque ciertas aplicaciones o herramientas pueden dejar de funcionar.

Se debe evaluar el impacto que puede tener una actualización.Lo que se debe evaluar es los riegos asociados de no hacerlo. Cualquier compañía tiene planeado cambiar a la nueva versión de sistema operativo hasta fin de año o próximo año, debe hacer un análisis de riesgo de cómo eso le puede impacta y cual sería el grado de afectación

Por lo que habrá que esperar para ver cómo es que las compañías y usuarios logran esta migración de las manera menos riesgosa para sus equipos.

Comparte