9 de febrero 2021 | 5:00 am

La entrega de las compras del supermercado en un menor tiempo es una de las apuestas de Uber y Cornershop en el mercado mexicano, además de buscar nuevas formas en que su tecnología pueda brindar oportunidades a pequeños y grandes negocios.

Una mayor competencia en la intermediación y solicitud de comida y delivery, a través de apps, es positivo para todo el ecosistema: comensales, socios repartidores, restaurantes y demás establecimientos, dijo a EL CEO, José García Pimentel, director general de Uber Eats en México.

Para el directivo, ese eje es el motor para enfocarse en brindar un mejor servicio a sus clientes, con entregas por parte de los socios repartidores que en promedio las realizan en menos de 30 minutos con Uber Eats y desde 60 minutos con Cornershop by Uber.

De acuerdo con Statista, para este año el negocio de entrega de alimentos online en México podría alcanzar ingresos por 2,164 millones de dólares.

Aunque Uber y Cornershop by Uber seguirán trabajando como compañías independientes en México, con la integración Uber expande su estrategia como intermediario en la compra y entrega de supermercado y tiendas especializadas a los usuarios.

A principios de febrero, Uber anunció el inicio de la integración tecnológica de Cornershop en su plataforma, la cual estará disponible para el 100% de los usuarios en el transcurso de las siguientes semanas.

A través de la opción ‘Súper’, los usuarios de Uber y Uber Eats podrán pedir el supermercado y otros productos de tiendas especializadas, en 12 ciudades del país.

El arranque conjunto es una realidad en México poco más de un mes después de que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) diera ‘luz verde’ a Uber para la adquisición de Cornershop.

Estos son los productos y servicios de mayor venta en líneas, según la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO):

Según estimaciones de Statista, Walmart es el supermercado online con mayor número de usuarios en México, seguido por Soriana y Superama.

La estrategia

Cuestionado sobre la estrategia para posicionarse y competir en el mercado, García Pimentel señaló que Uber, al ser creado con la meta de hacer más fácil la vida de millones de personas, empezó siendo una app para conseguir un viaje que se convirtió en una ‘fábrica de oportunidades’.

En ese sentido, aseguró que Cornershop es un gran socio para Uber y una historia de emprendimiento de América Latina, con más de cuatro años de experiencia y fortaleciendo nexos comerciales clave para la intermediación en la compra y entrega de supermercado a domicilio.

Uber aportará recursos sustanciales y liderazgo global para ayudar a acelerar ese éxito aún más. A la fecha, hemos invertido más de 280 millones de dólares en el mercado mexicano solo con nuestra división Uber Eats

Actualmente, más de 250,000 personas usan Uber para generar ganancias adicionales en México.

El directivo vislumbra que con Cornershop, esa cifra puede aumentar aún más, al mismo tiempo que facilita que las nuevas pymes lleguen a más consumidores.

Por ello, augura que la integración entre ambas plataformas para los consumidores mexicanos ampliará el acceso a más productos y acelerará la innovación en la industria de compras de supermercado.

Los objetivos

Para Uber, la tecnología de Cornershop permitirá una mejor experiencia para que los consumidores accedan a alimentos y otros elementos esenciales a través de los servicios de entrega, bajo un tiempo de entrega estimado menor.

Con ello, Uber augura que se podrá aumentar el potencial de ganancias para los shoppers (compradores) y ayudar a las tiendas (pequeñas, medianas e incluso grandes) a maximizar su alcance.

Asimismo, prevé que esta integración incluso podría crear nuevas posibilidades para que las tiendas físicas aceleren su digitalización y se contribuya a la reactivación económica.