vulneraciones a plataformas digitales

19 de septiembre 2020 | 5:00 am

Quedan poco más de tres meses para que termine 2020 y las empresas en México aún siguen definiendo su estrategia para sobrevivir, tras ser azotadas por la pandemia y con el temor de que, en lo que resta del año, una crisis económica pueda impactar en el país.

Ante este escenario de incertidumbre, 48% de las empresas en México considera que el área de su negocio que requiere más atención para maximizar los resultados durante este año es la transformación digital, según una encuesta realizada por Nielsen IBOPE.

El sondeo, realizado a ejecutivos de niveles directivos de diferentes empresas de consumo y detallistas en el país, revela que, debido a la pandemia por COVID-19, dos de cada 10 esperan decrecer más del 10% durante el año.

Nielsen detalla en la encuesta que, en los últimos meses, la demanda inesperada de productos específicos ha generado que estos se agoten, además de que los cierres también han provocado un gran impacto.

Las compañías se han enfocado en priorizar la producción de categorías más relevantes y en ajustar su estrategia de innovación, priorizando e incrementando la inversión en plataformas digitales, lo que también las ha llevado a realizar ajustes en precios

Por eso, las empresas consideran que las prioridades en lo que resta de 2020 se enfocarán en e-commerce y omnicanalidad, al ser la transformación digital uno de los aspectos clave para maximizar resultados, seguido del acercamiento a canales de formato más pequeño.

El análisis de Nielsen señala que la innovación es uno de los elementos con más contrastes para las compañías, pues una parte considera poner las innovaciones en espera, mientras que el resto redirigirá la innovación hacia la tendencia emergente de salud y seguridad.

Además, plantea que, viendo a futuro, la incertidumbre económica es el elemento que más preocupa para el resto del año, mientras que la inseguridad y la violencia siguen en el mapa a pesar del confinamiento.

En ese contexto, las empresas demandan mayor información para prepararse para los cambios que dejará la pandemia, que ha provocado aprendizajes como la capacidad de adaptarse y tomar decisiones fast track, así como la adopción de nuevas formas de trabajo.