sector-tecnologico

9 de junio 2022 | 12:30 pm

Advertisement

Las grandes acciones del sector tecnológico se encuentran en medio de su mayor caída en más de una década, en vista de que algunos inversionistas están inquietos porque vuelva a suceder un estallido de la burbuja de las puntocom como en el 2000, cuando las empresas de Internet cayeron con fuerza en Wall Street.

El sector de tecnología de la información del S&P 500 ha caído 20% en 2022 hasta el miércoles, su peor comienzo de año desde 2002; además, su brecha con el S&P 500 más amplio, ha bajado 14%, por lo que es la mayor desde 2004. 

Los retrocesos han llevado a los inversionistas a obtener un récord de 7,600 millones de dólares este año de fondos mutuos y cotizados en bolsa centrados en tecnología hasta abril, según datos de Morningstar Direct, que se remontan a 1993.

Durante varios años, las acciones de las empresas de tecnología impulsaron el mercado de valores al alza, empujando a los principales índices a máximos históricos, debido a que se generó entusiasmo por las innovaciones que se iban desarrollando, desde la computación en la nube hasta el software y las redes sociales.

Sin embargo, este año ha resultado diferente, a medida que los inversionistas se enfrentan a nuevos cambios en los rendimientos del Tesoro, que han saltado al nivel más alto desde 2018, mientras que los precios de los bonos han caído. 

También la tendencia bajista de las criptomonedas también ha afectado a la tecnología, mientras que los sectores de energía y servicios públicos del S&P 500 se han mantenido con ganancias.

Leer más: Nasdaq marca su mejor día desde enero; tecnológicas lideran repunte

Dominio del sector tecnológico está llegando a su fin

Algunos inversionistas consideran que la era de una década de dominio tecnológico en los mercados está llegando a su fin. 

El índice S&P 500 Value está superando al índice S&P 500 Growth —que incluye empresas como Tesla, Nvidia y Meta —en 17 puntos porcentuales, su margen más amplio desde 2000. 

Mientras tanto, más de 48,000 millones de dólares han dejado fondos que rastrean acciones de crecimiento, según el proveedor de datos EPFR, además de que los inversionistas han invertido más de 13,000 millones de dólares en fondos que rastrean acciones de valor.

¿Otro estallido de la burbuja de las puntocom?

Para muchos inversionistas, las apuestas en contra de la tecnología y la agitación de meses en el mercado hacen eco de la burbuja de las puntocom de 2000, cuando el frenesí en torno a las empresas que luego quebraron, causó pérdidas a los inversionistas grandes y pequeños. 

Luego, el atractivo de la innovación tecnológica combinado con las bajas tasas de interés estimuló una carrera hacia las acciones de Internet. Cuando estalló la burbuja, el Nasdaq Composite cayó casi 80% entre marzo de 2000 y octubre de 2002. 

Este año, las acciones tecnológicas individuales han registrado algunas de sus caídas más pronunciadas, con cientos de miles de millones de dólares en valor de mercado evaporándose, a veces en cuestión de horas. 

A finales de mayo, las acciones de Snapchat perdieron un 43% en una sola sesión, su mayor caída porcentual desde su debut en bolsa en 2017, con lo que sufrió una pérdida de aproximadamente 16,000 millones de dólares en valor de mercado.

Empresas FAANG no se han salvado

Las cinco grandes tecnológicas que cotizan en el Nasdaq y se identifican bajo el acrónimo FAANG (Facebook, Meta, Amazon, Apple, Netflix, Google, Alphabet) no se han salvado, en vista de que han sufrido caídas porcentuales de dos dígitos este año, las cuales son más pronunciadas que las del S&P 500. 

Durante el primer trimestre de 2022, las acciones de Netflix y Facebook marcaron sus precios más bajos no vistos desde 2012, a medida que la incertidumbre generada por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, generó un impacto en las grandes tecnológicas.

De las cinco empresas, Netflix es la que más perdió en el valor de sus acciones, pues al cierre del primer trimestre del 2022 retrocedió 37.82%, cotizando a un precio de 374.59 dólares por acción.

Con ello, la plataforma de streaming marcó su pérdida trimestral más profunda desde el segundo trimestre de 2012, cuando descendió 40.47%, de acuerdo con datos de Investing.com.

Por otro lado, Facebook siguió el movimiento bajista de Netflix, a medida que marcó su peor trimestre desde el 2012, fecha en que las acciones de la compañía comenzaron a cotizar en bolsa.

Al cierre del 1T22, Meta perdió 33.89%, a un precio de 222.36 dólares, su caída más profunda desde el tercer trimestre de 2012, cuando cerró con una baja de 30.33%.

Incluso después de la venta masiva que han sopesado en lo que va del año, las acciones tecnológicas todavía representan un 27% casi récord del amplio S&P 500, rondando los niveles más altos desde la burbuja de las puntocom

escribieron los estrategas de Bank of America el pasado 27 de mayo. 

También lee: FAAMG: invertir en tecnológicas hace 10 años daría ganancias de hasta 1,400% hoy

¿Qué le depara al sector para el 2T22?

Varios inversionistas han estado apostando en contra de las acciones del sector tecnológico o cerrando posiciones bajistas. 

De los 11 sectores del S&P 500, la tecnología está en camino de sufrir la mayor caída en el interés corto en el segundo trimestre, según S3 Partners, aunque sigue siendo el sector más corto del mercado. 

Los comerciantes siguen apostando fuerte contra Tesla, Apple, Microsoft y Amazon, colocándolos entre las acciones más cortas, tal como lo fueron en cada uno de los dos años anteriores.

Aún así, algunos inversionistas y analistas confían en que el dominio de la tecnología aún no ha terminado. 

Sigue leyendo: Alphabet y Apple: las grandes tecnológicas de mayor crecimiento en 2021 seguirán subiendo

Con información de WSJ