9 de junio 2022 | 12:20 pm

Advertisement

La petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) liberó en diciembre pasado miles de toneladas de gas metano a la atmósfera desde una plataforma de petróleo y gas en el Golfo de México, según una investigación publicada por la Agencia Espacial Europea (ESA).

Invisible e inodoro, pero mucho más dañino para el medio ambiente que el dióxido de carbono, el metano se considera uno de los principales impulsores del calentamiento global.

Dos satélites registraron imágenes de columnas de metano durante un evento de “ultra emisión” entre el 8 y el 27 de diciembre del 2021, de acuerdo con el informe.

Investigadores dirigidos por Itziar Irakulis Loitxate, de la Universidad Politécnica de Valencia, calcularon que durante ese tiempo se liberaron aproximadamente 4,000 toneladas de metano.

Te puede interesar: Pemex contaminó 1,385 hectáreas y 40 presas en 2021; incumple reglas de aprovechamiento

Fuga se dio en campo Zaap en Campeche

Durante esos 17 días, Pemex emitió una cantidad de metano equivalente a 3.37 millones de toneladas de dióxido de carbono o el 3% de las emisiones anuales de CO2 del país.

La fuga del Golfo de México probablemente sea el resultado de “condiciones anormales del proceso en el sitio”, como fallas en el funcionamiento o problemas con el equipo, concluyeron los investigadores.

“Estas son las primeras detecciones realizadas desde satélites. Sin el enfoque de monitoreo descrito en el documento, eventos similares permanecerían invisibles y sin contabilizar”, explicó Irakulis Loitxate a Reuters. 

Las emisiones ocurrieron cerca del estado de Campeche, en el Golfo de México en el campo petrolero Zaap que forma parte del grupo Ku-Maloob-Zaap, que produce alrededor del 20% de la producción total de petróleo del país.

Sigue leyendo: Pemex y Talos Energy podrían llegar a acuerdo sobre campo Zama: AMLO

Avanza tecnología para identificar emisiones de gas

Los resultados son parte de un estudio más amplio realizado por investigadores de la ESA, quienes dijeron a Reuters que los hallazgos demuestran las crecientes capacidades para detectar y cuantificar estas emisiones humanas desde el espacio.

El metano es mucho más poderoso para atrapar el calor que el dióxido de carbono, pero solo permanece en la atmósfera alrededor de una década.

Para minimizar su impacto dañino, las compañías de petróleo y gas buscan quemar el componente de metano del gas natural cuando sale a la superficie como subproducto de la producción de petróleo.

Satélites separados detectaron que una llamarada casi constante estuvo repentinamente ausente el 8 de diciembre y solo se encendió esporádicamente durante el evento de “ultra emisión”.

Ni Pemex ni la Secretaría de Energía respondieron a las solicitudes de comentarios.

Con información de Reuters. 

Lee más: CNH prepara multas a Pemex por ‘excesiva’ quema de gas en el campo Ixachi