fbpx

28 de mayo 2019 | 10:00 am

A principios de abril, el bosque La Primavera, principal pulmón de la zona metropolitana de Guadalajara, fue afectado por incendios. El fuego se intensificó el 12 de abril y días después las autoridades de Jalisco reportaron al menos 1,900 hectáreas afectadas.Esto significaba que la reforestación costaría alrededor de 57 millones de pesos.

El costo para reforestar un bosque es entre 26,000 y 30,000 pesos por hectárea, según información de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR).

Aunque, existen opciones que ayudan a reducir el costo ambiental y monetario. Se trata de desarrollos tecnológicos enfocados en la detección oportuna y prevención de los incendios forestales.

Hace un año, Robotics Galu, empresa mexicana especializada en tecnología para la prevención y detección temprana de incendios obtuvo, mediante un proceso de licitación, un contrato de compra-venta de cinco robots que ayudan a detectar incendios en etapas tempranas en una zona del bosque La Primavera, la cual no se vió afectada en el mes de abril.

Para cubrir en un 90% el proyecto aún se necesitan cinco robots más que ayuden a proteger la zona.

Por la compra, el gobierno de Jalisco pagó 18 millones de pesos. El costo también incluyó paneles solares y torres que son necesarios para su funcionamiento. Sin embargo, el costo es muy variable y depende de la cantidad de robots, las necesidades de cada zona y la modalidad de adquisición: compraventa o renta.

La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (SEMADET) del estado de Jalisco está a cargo de los robots. Al culminar la temporada de incendios presentará un reporte de cómo es que han ayudado a la prevención de incendios.

Fernando Aranda, director comercial de Robotics, plantea a EL CEO que la mentalidad de las instituciones dedicadas a proteger el medio ambiente debe cambiar y dejar de enfocarse al combate de incendios.

Queremos mostrarles que no debe ser así. Invertir en el combate es ser solo reactivo, pero si inviertes en detección y prevención no vas a tener incendios de gran magnitud. Queremos cambiar ese paradigma. Por ejemplo, en otros países como China o Estados Unidos tienen muy presente la prevención: atacan el incendio mucho antes de que se salga de control, que gastarse millones de pesos en combate

Fernando Aranda, director comercial de Robotics Galu

Robotics Galu también tiene presencia en el Nevado de Toluca, donde tiene un proyecto piloto con Probosque, encargado de supervisar todos los bosques en el Estado de México, que mostró interés por la tecnología. 

Aranda comenta que hasta ahora ha dado buenos resultados, pero Probosque dará el reporte oficial de las detecciones y les dirá si les convence la tecnología.

¿Cómo funcionan los robots?

Los robots instalados en La Primavera son el modelo FD1, el cual es un sistema de detección temprana de incendios forestales: una cámara de vigilancia con sensores térmicos y algoritmos permite discernir cuáles son los puntos de calor precisos de fuegos y cuáles no.

Monitorea 24 horas y siete días de la semana mientras va girando con diferentes inclinaciones.

“Los robots de alta tecnología están diseñados para detectar incendios con una superficie desde dos metros cuadrados, a una distancia de cinco kilómetros, sin dejar de lado que han sido capaces de detectar pequeños focos de fuego en distancias de hasta 20 kilómetros lineales”, explica Aranda.

El sistema de monitoreo soporta PC, Mac, Linux, tabletas, y teléfonos inteligentes con un navegador compatible. Además de permitir acceder a la información de detección temprana de incendios desde cualquier parte.

Desarrollo de software para predecir incendios

Los planes de Robotics Galu son los de desarrollar el software que mejore el funcionamiento con ayuda de los robots que ya tienen operando.

Actualmente están trabajando en modelos de predicción de incendios que indiquen el índice de riesgo dependiendo de las condiciones climáticas, porque los incendios continuarán.

En lo que va del año, se han registrado 5,622 incendios forestales en las 32 entidades federativas, afectando una superficie de 288,641 hectáreas, de acuerdo con la CONAFOR.

Las de con mayor número de incendios fueron: México, Michoacán, Ciudad de México, Chiapas, Puebla, Jalisco, Tlaxcala, Chihuahua, Oaxaca y Veracruz, que representan el 80% del total nacional.

Tan solo en la semana del 17 al 23 de mayo, fueron detectados 215 incendios forestales en 27 entidades federativas.

Un total de 17,027 hectáreas fueron afectadas.