25 de noviembre 2021 | 5:00 am

Las dificultades financieras en las Pequeñas y medianas empresas (Pymes) son uno de los principales factores que inhiben la inversión en ciberseguridad, una realidad que en México afecta al 40% de las pymes. 

De acuerdo con Kaspersky, las pymes enfrentan dificultades para realizar inversiones que les permitan mejorar la seguridad cibernética, incluso a sabiendas de la importancia de protegerse contra las amenazas, y a pesar de que la mayoría considera poco probable ser víctima. 

En los primeros ocho meses de 2021 se reportaron 1.7 millones de ataques a negocios, por encima de lo registrado el año pasado, lo que ubicó a México como el tercer país de América Latina con más ataques cibernéticos a las empresas, después de Brasil y Colombia. 

Te puede interesar: Ciberseguridad, lejos de ser la herramienta digital de empresas de habla hispana

Apuesta contra cibercrimen

La apuesta para que cambie esta situación, es la capacitación a las micro, pequeñas y medianas empresas como un primer paso, a fin de sensibilizarlas sobre los riesgos, así como darles herramientas e información para evitar ser víctimas del cibercrimen.

Esto, con la finalidad de que las mipymes logren una reducción de costos en la implementación de protocolos de ciberseguridad, dijo Alfonso Hernández Maya, Coordinador General de Política de Usuario del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) a EL CEO. 

El IFT lanzó un micrositio con información sobre ciberseguridad que va dirigido no solo a mipymes, sino también a niños, niñas, adolescentes y padres de familia.

Una de las estrategias esenciales para combatir el cibercrimen en México es la alfabetización digital acompañada de un diagnóstico de instancias gubernamentales, a fin de generar herramientas e información útil, dijo Hernández Maya.

Estas son las medidas de las mipymes para hacer frente a la ciberseguridad:

Economía, Guardia Nacional e Inegi, aliadas

El micrositio de Ciberseguridad se desarrolló con el respaldo de varias dependencias que juegan un rol esencial, entre ellas la Secretaría de Economía, la Guardia Nacional e Inegi.

La aportación de la Secretaría de Economía radica en los datos sobre los costos que puede implicar la implementación de protocolos en las empresas, mientras que la Guardia Nacional es el conducto de la información y procesos de la policía cibernética en todo México.

La ciberseguridad trasciende fronteras, de ahí la importancia de que estas instituciones que tienen la capacidad, el conocimiento técnico y las facultades, al tratarse de un asunto con atribuciones legales también

Alfonso Hernández Maya, Coordinador General de Política de Usuario del IFT

El funcionario dijo que las instancias de procuración de justicia tienen en común el conocimiento técnico, mientras que organismos como Inegi aportan datos relevantes en materia de estadística. 

Lo anterior, con la finalidad de dimensionar el nivel y la proporción de los ataques, así como identificar los segmentos víctimas de ciberdelitos. 

En su opinión, hay dos aspectos fundamentales para que las medidas contra los ciberdelitos funcionen: por un lado, la investigación para saber qué es lo que está sucediendo en un momento específico y, por otro, el monitoreo para determinar qué información se le da al usuario. 

Por ello, considera que ‘”de nada serviría tener un eje estratégico de alfabetización si lo que se está transmitiendo a la población no da respuesta o no es la solución a los problemas que en ese momento se están dando”.