23 de mayo 2020 | 5:00 am

El encierro obligado ante la pandemia ha cambiado los hábitos de las personas, incluyendo pasar la mayor parte del día conectados a Internet para cumplir con el trabajo o con los deberes escolares.

Sin embargo, navegar por internet por ocio le está ganando a conectarse para el trabajo o la escuela, de acuerdo con un análisis de The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Del total de los internautas que reportaron en 2019 contar con una conexión a internet en el hogar, el 60% lo aprovecharon para realizar actividades personales, mientras que 20% se conectó a la red por motivos escolares y apenas el 17% para actividades laborales.

El acceso a Internet no solo permite trabajar y estudiar de manera remota, sino también a establecer estrategias de cuidado de la salud a distancia, adquirir víveres sin salir de casa y mantener comunicación remota constante.

La consultora estima que, a mediados de 2020, el número de internautas ascenderá a 87.3 millones, lo que implica que alrededor del 76% de los mexicanos de seis años o más tendrán el potencial de comunicarse, entretenerse, informarse o trabajar durante este periodo de cuarentena.

Las redes sociales ganan

Entre estos usuarios con plenas capacidades de conectividad, al menos ocho de cada 10 usuarios hacen uso de Internet para comunicarse e interactuar a través de plataformas de redes sociales y mensajería instantánea.

Esta es la tendencia de hábitos, según The CIU:

Tras las redes sociales, el entretenimiento de videos cortos o largometrajes es la segunda categoría de más uso entre los internautas con una conexión en el hogar, con una preferencia de 80% y 72% del total.

En 2019, seis de cada 10 internautas realizaron llamadas o videollamadas a través de Internet desde casa, mientras que el 27% jugó en línea y 22% compró en línea; un escenario que ha cambiado ante el encierro al aumentar la frecuencia en estas actividades.

Dado el llamado a permanecer en casa desde mediados de marzo, los internautas han incrementado su uso de Facebook, principalmente, además de YouTube y WhatsApp.

Zoom para escuela y trabajo

El auge de plataformas para reuniones virtuales se potenció ante la necesidad de dar continuidad a las actividades laborales y académicas.

En el caso de México, las principales instituciones de educación superior del país consolidaron un plan para continuar con las clases a distancia, a través de software o plataformas como: Google Classroom, Microsoft Teams, Skype, Zoom y otras plataformas contratadas de manera privada por cada institución.

De hecho, Zoom se ha vuelto una de las plataformas más populares para varias comunidades para realizar reuniones de trabajo de manera remota y su capitalización de mercado se disparó al ritmo del incremento de uso.

Estudios elaborados por la Secretaría del Trabajo refieren que el 70% de las actividades laborales ya puedan entrar en la modalidad de home office, de acuerdo con The CIU.

Durante la contingencia, otros gigantes tecnológicos han fortalecido o lanzado plataformas para reuniones virtuales, con el objetivo de ganar una parte del mercado.

Esta nueva realidad, que trajo consigo nuevas necesidades de conectividad, va de la mano con la necesidad de romper la brecha digital en el país, uno de los principales desafíos tanto para el gobierno como para los operadores.