18 de octubre 2018 | 5:00 am

Pilar Figueroa, de 24 años de edad, estudió la licenciatura de Negocios Internacionales en el Instituto Politécnico Nacional. Ahora trabaja  de forma remota como ingeniera de Software para la empresa desarrolladora de apps empresariales Crowdbotics, con sede en Berkeley, California.

Debido a su empleo como ingeniera, su sueldo incrementó tres veces lo que ganaba en su trabajo anterior en un banco. En ese lugar recibía un poco más del sueldo mínimo establecido en México en el 2017, que era 80.40 pesos diarios.

Sus conocimientos sobre tecnología no los adquirió a su paso por la universidad, sino a través de un curso intensivo de front-end donde aprendió sobre lenguajes de programación como Java Script, CSS y HTML.

Escuchó en un programa de radio sobre la convocatoria de Laboratoria: startup de origen peruano que busca a mujeres que quieran iniciar una carrera en tecnología.

Fue hasta su segundo intento que Pilar logró entrar a la cuarta generación. Después de seis meses, consiguió su actual trabajo.

Laboratoria las ayuda, mediante un Hackaton, a contactar entrevistas con empresas nacionales e internacionales que requieran talento en desarrollo de software y ahora también en diseño de experiencia de usuario (UX).

Veía la cantidad de personas que egresan de mi escuela y me daba miedo porque es impactante el número de gente que lo hace de Ciencias Sociales y dejamos de lado las ingenierías. En cuestión de salarios es muy grande la diferencia

Pilar Figueroa, Desarrolladora front-end egresada de Laboratoria

Sueldo mayor al promedio

Araceli Campos, directora de Laboratoria en México, menciona que hay un incremento directo en el salario de la egresadas de Laboratoria.

Antes de entrar al curso ganan en promedio 260 dólares ( 5,063 pesos) y salen percibiendo un salario aproximado de 800 dólares (15,057 pesos).

De acuerdo con el Observatorio Laboral de México, la carrera de ingeniería electrónica y tecnología está ubicada entre las 10 mejores pagadas con un sueldo de 13,453 pesos mensuales.

Indeed, un portal de bolsa de trabajo, registra que la gran mayoría de sus vacantes laborales de desarrollo web ofrecen un sueldo promedio de 10,955 pesos mensuales.

Al comparar los sueldos promedio, las egresadas de Laboratoria estarían recibiendo un sueldo 37% mayor que el listado en Indeed.

El conectar al talento de Laboratoria con empresas interesadas en perfiles tecnológicos, podría ser factor para colocarse en vacantes que ofrecen un sueldo por arriba del promedio.

Es importante precisar que el modelo de negocio de Laboratoria se basa en obtener, durante dos años, el 20% del ingreso mensual que reciben las egresadas una vez que obtuvieron un empleo.

Brecha de género en el mundo ‘tech’

El sector de la tecnología aún es un ámbito dominado por hombres que -según Gabriela Rocha, VP de Growth de Laboratoria- desarrollan productos digitales e ignoran al otro 50% de la población para  la cual también van dirigidos los desarrollos.

En México, de acuerdo con la OCDE, solo el 8% de las mujeres hacen una carrera en ciencias tecnologías o matemáticas.

A nivel mundial, la OCDE reporta que 10 de cada 100 desarrolladores son mujeres. El sector femenino representa solo 10% en el mundo de la tecnología a nivel global.

Para influir en el panorama, Laboratoria trabaja en ser la principal fuente de talento tecnológico femenino en América Latina.

Hasta ahora más de 800 mujeres han tomado el bootcamp, de las cuales 80% trabajan en el área de tecnología de diferentes compañías.

En México, desde 2015,  hay 200 egresadas y 92% han sido colocadas en empresas durante los tres primeros meses. Los principales empleadores, de acuerdo con Campos, son bancos que están en la transformación digital y retailers.