fbpx

16 de mayo 2019 | 5:00 am

La transformación de pagos digitales no solo está a cargo de la instituciones financieras tradicionales. Las empresas de tecnología financiera (fintech) también juegan un papel importante en el ecosistema.

Mira lo que dijo Banxico al respecto

En 2018, México registró un total de 334 startups fintech, de acuerdo con el monitor Fintech Radar elaborado por la organización Finnovista, de las cuales el 23% son del segmento de pagos y remesas.

Jorge Noguera, presidente de Mastercard para México y Centroamérica, plantea que percibe ventajas tanto para los bancos como para las fintech en el ecosistema de pagos, debido a que existe un mercado en la región de Latinoamérica donde el 88% de las transacciones siguen siendo en efectivo y en cheques.

“Cualquiera que nos ayude a penetrar en la industria financiera, en la utilización, adopción y expansión del ecosistema es bien recibido. Para mí esa es la teoría de la marea: si la marea sube, sube para todos”, precisa Noguera en entrevista con EL CEO durante el Digital Payments Summit 2019. 

Desde la trinchera de Mastercard, según Noguera, la compañía aporta con la tecnología y mediante la declaración de una cámara de compensación de pagos con tarjetas para ofrecer a las fintech el acceso al mundo de medios pagos, tanto local como global.

Estamos abriendo el mundo de pagos a quien quiera participar; eso para nosotros es una premisa. Nosotros queremos que exista un mundo interoperable para todos y coincidimos en que este pastel no se lo come uno solo. Tenemos que unirnos todos para crear las condiciones necesarias para que todos jueguen y todos crezcamos

 Jorge Noguera, presidente de Mastercard para México y Centroamérica

Algunas de las fintech mexicanas que ya emiten tarjetas digitales son Albo, Weex wallet, Broxel y Flink.

Arquitectura interoperable

Noguera considera que el efectivo es una barrera de entrada para que el individuo común entre a un mundo que es cada vez más digital, por lo que piensan atraer a todo aquel jugador que quiera sumarse a ese esfuerzo de convertir las transacciones en línea.

En México, solo 15 de cada 100 de los 83 millones de internautas en México realiza una operación financiera en línea, de acuerdo con cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Aunque el directivo de Mastercard considera que en México podría beneficiar el que cada vez se habla más del concepto de interoperabilidad y de estándares que permitan a cualquier jugador, que esté listo, entrar el ecosistema.

Esto, además de la estrategia de banca abierta u open banking que se está implementado a nivel mundial y que podría beneficiar al abrir nuevas líneas de negocio para todos los jugadores del sector financiero.

Para Noguera es una herramienta que ayuda a desarrollar la participación de nuevos jugadores, pero en México el reto es entender cuál es el open banking correcto para el país. No se trata de copiar y pegar lo que se hace en otros mercados.

De ahí la regulación diferenciada, bandera con la que navegan actualmente las autoridades financieras y que ya se encuentran desarrollando. 

La regulación tiene un papel muy importante que jugar aquí y en muchas áreas, en particular la Ley Fintech, porque empieza a abrir la puerta a los nuevos jugadores al mercado. Lo que debemos garantizar es que existan reglas claras para todos de cómo participan e interoperan. Necesitamos que esa regulación acompañe la adopción de estándares que aceleren los índices de seguridad y operación que den buenos resultados