31 de marzo 2020 | 5:00 am

La pandemia está poniendo a prueba la resistencia de las criptomonedas a las crisis globales. Y hasta el momento los resultados no le favorecen a esta economía alternativa, según expertos consultados por EL CEO.

Desde el 31 de diciembre, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió del gobierno de China el primer informe oficial sobre la epidemia, el bitcoin se depreció 7.2%, marcando la pauta para las principales monedas virtuales que le siguieron los pasos.

En este periodo, sin embargo, la divisa logró rebasar la barrera de los 10,000 dólares por unidad por primera vez desde el 22 de septiembre, cuando alcanzó un valor de 10,070.39, según datos de Bloomberg.

La caída más pronunciada, sin embargo, llegó el 12 de marzo pasado, cuando la OMS declaró que el brote del COVID-19 debía ser tratado como una pandemia debido a su alcance simultáneo en varios países.

En esa jornada el valor del bitcoin pasó de 7,911.43 dólares a 4970.79 dólares por unidad, caída que significa una depreciación de 37.1% en solo 24 horas.

El ethereum también perdió 42.3% de su valor ese día, al pasar de 194.87 dólares a 112.35 dólares por unidad. La caída en el precio del litecoin fue del 36.1%, al pasar de 48.46 dólares a 30.93 dólares por unidad.

A partir de ese momento, las criptomonedas mantienen un paso irregular con tendencia a recuperar ligeramente el terreno perdido ante la crisis sanitaria que hasta el lunes había contagiado a más de 784,000 personas en todo el mundo, según datos de la universidad Johns Hopkins de Estados Unidos.

No son inmunes

Aunque la pérdida del valor del bitcoin desde que terminó el 2019 equivale solamente al 7.2%, a los inversionistas les preocupa la volatilidad que demostró el activo el 12 de marzo. Temen que este fenómeno se repita en las próximas semanas.

José Rodríguez, director de Bitso opina que la pandemia de coronavirus afectará a la mayoría de las economías, debido a las restricciones impuestas a las actividades económicas y de movilidad.

El temor a una recesión económica global ha llevado a mercados financieros internacionales a perder trillones de dólares en valor y retiros. Esto golpea también a las criptomonedas.

“Bitcoin y las Criptomonedas son usados como dinero, inversión, medio de pago, infraestructura, registro y sistema financiero. Diariamente en estos mercados se intercambia más de 115,000 millones de dólares” explica.

Cipactli Jiménez, fundador de la plataforma de inversión Snowball.mx, coincide con la preocupación sobre la dirección el bitcoin a largo plazo, tomando en cuenta que en tres años no ha podido acercarse al máximo histórico de 19,118 dólares por unidad que alcanzó el 19 de diciembre de 2017.

Al tratarse de la moneda virtual más utilizada y con mayor valor del mundo, es el termómetro del resto.

“Mientras no observemos el activo por encima de los 7,000 dólares por unidad, se mantendrá en una tendencia bajista. Y si el coronavirus nos llega a pegar al grado de una recesión global, no va a haber un activo que se salve”, dice el experto.