fbpx

17 de octubre 2018 | 1:31 pm

La CDMX pintaba para ser un buen mercado para Grin, Lime y Bird, tres empresas que proveen el servicio de patines eléctricos compartidos, sin embargo ahora enfrentan un reto importante: la regulación.

El gobierno local publicó este miércoles en la Gaceta Oficial que regulará a las empresas que presten servicios de transporte mediante monopatines eléctricos.

El primer paso que está tomando la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (Semovi) es la implementación de un programa ‘piloto’, en el que las empresas interesadas en participar deberán de llevar a cabo su registro en los siguientes tres días a partir de dicha publicación.

Posteriormente, para las empresas interesadas en operar en la capital del país será necesario contar con la aprobación de dicha institución.

La operación de este Sistema de Transporte Individual requiere estar regulada, debiendo establecerse las especificaciones aplicables y en todo caso debe incluir la autorización a quienes realicen la prestación de dicho servicio

Se especifica en el documento publicado por el gobierno capitalino.

Hace menos de un mes, las estadounidenses Lime y Bird habían anunciado su llegada al mercado mexicano, en donde vendrían a sumar en términos de competencia a los servicios que ya ofrece la mexicana Grin.

Esta última anunció que su servicio quedará suspendido hasta nuevo aviso por las disposiciones publicadas a partir de este día.

La mexicana compartió a EL CEO un comunicado en donde expresan su postura en relación a la decisión de las autoridades.

Lime y Bird no han respondido las solicitudes de información realizadas por EL CEO.

Un seguro para los usuarios

Las empresas interesadas en participar en el programa piloto y posteriormente prestar su operación en la CDMX deberán de cumpir con varios lineamientos, entre ellos, asegurar a los usuarios.

En el documento se lee que será necesario contar con “póliza de seguro de cobertura amplia vigente que ampare al usuario, cuyas características no podrán ser inferiores a las establecidas en la Ley de Instituciones de Seguros y de Fianzas”.

También deberán registrarse ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), entregar un padrón de las unidades en servicio en el que deberán establecer el número económico asignado a cada una de ellas y que deberá ser visible en todas las unidades.

Además tendrán que contar con un protocolo de atención a usuarios, que detalle si la línea de contacto es propia o rentada a través de un centro de atención telefónica, por mencionar algunos.