20 de julio 2021 | 9:13 am

El primer vuelo tripulado de Blue Origin liderado por Jeff Bezos aterrizó con éxito.

“El mejor día en la vida”, dijo el fundador de Amazon desde el interior de la cápsula New Shepard al volver a tierra tras cumplir su meta de viajar al espacio.

Bezos estuvo acompañado por su hermano Mark, quien dirige la Fundación Familiar Bezos y trabaja como bombero voluntario; la expiloto Wally Funk, quien se convirtió en la astronauta de mayor edad (con 82 años) y Oliver Daemen, quien a sus 18 años es el viajero espacial más joven de la historia.

El compartimiento descendió flotando sobre tres paracaídas gigantes antes de disparar un retropropulsor y tras ejecutar protocolos de seguridad, los cuatro pasajeros emergieron de la cápsula para celebrar con seres queridos y el equipo de la compañía espacial.

La nave despegó poco después de las 8:00 a.m. (hora central) desde una instalación remota en el desierto del oeste de Texas llamada Launch Site One, unos 40 kilómetros al norte de Van Horn, la ciudad más cercana.

Unos minutos después, la cápsula cruzó el martes la línea de Karman que marca el límite internacionalmente reconocido del espacio y la tripulación pudo experimentar de tres a cuatro minutos de ingravidez mientras admiraba la curva de la Tierra y el negro del resto del universo desde las grandes ventanas de la cabina.

Todo fue transmitido en vivo a través de la página de Blue Origin.

Turismo espacial

Tras el viaje, Blue Origin informó que está abierta a recibir las solicitudes de los viajeros interesados y que tendrá dos vuelos adicionales este año y varios más a partir del siguiente.

Bezos fundó la compañía espacial en 2000, con el objetivo de algún día construir colonias espaciales flotantes con gravedad artificial donde vivirán y trabajarán millones de personas.

Su viaje ocurre unos días después de que Richard Branson hizo su vuelo suborbital en una nave de su compañía Virgin Galactic.

Los vuelos de ambos magnates suponen el inicio de la era del turismo espacial, que permitirá que las personas que puedan pagar por un boleto viajen al espacio por unos minutos.

Aunque en este apartado la competencia entre Blue Origin y Virgin Galactic será más intensa, Bezos también tiene en la mira convertirse en un importante subcontratista de las misiones de la NASA, lo que le pondría en competencia con SpaceX, de Elon Musk.

Blue Origin está desarrollando un cohete orbital de carga pesada llamado New Glenn y también un módulo de aterrizaje lunar que espera poder negociar con la agencia espacial estadounidense en el marco del programa Artemis.

Actualmente SpaceX es la principal socia del sector privado para la NASA, lo que incluye transportar a varios astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI) desde 2020.

Con información de AFP