16 de octubre 2020 | 11:16 am

La Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI), que agrupa a Google, Facebook, Mercado Libre, Amazon, Airbnb y Twitter, expresó la preocupación que tienen sobre la “desconexión de Internet” planteada para plataformas que no logren llegar en tiempo y forma a las exigencias que puso el gobierno mexicano para el paquete fiscal de 2021.

El paquete del próximo año incluye una sanción -eliminada ya en el paquete 2020- que permite a la autoridad fiscal ordenar a los proveedores de servicios de Internet suspender temporalmente el acceso a los servicios digitales cuando la plataforma o el proveedor de servicios digitales no cumple con las disposiciones fiscales.

Durante  la Segunda Mesa de Trabajo del Parlamento Abierto de la Cámara de Diputados para el análisis del Paquete Económico 2021, Sissi De La Peña, Gerente de Comercio Digital de ALAI, planteó los dos componentes que se ven impactados con la medida.

ALAI plantea que, por un lado, se viola el derecho humano de la libertad de expresión, previsto en el artículo 6 de la Constitución mexicana y que la propuesta supone violaciones al T-MEC y a las disposiciones sobre neutralidad de la red contra el bloqueo y filtrado.

Además, la organización sostiene que también contradice aspectos establecidos en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, incluida la Declaración conjunta de Libertad de Expresión en plataformas de Internet emitida por el Relator Especial de ATI de la OEA.

Si bien el procedimiento establecido en la iniciativa cumple con ciertas garantías procesales, como lo es la audiencia previa y el desahogo procesal, consideramos absolutamente desproporcionada y radical la medida sobre establecer una sanción única

Sissi De La Peña, Gerente de Comercio Digital de ALAI

Asimismo, la Asociación señaló algunas de las consecuencias de esta medida, como fragmentar temporalmente a México e impedir a ciertos sectores acceder a la totalidad del contenido del internet global, así como generar un precedente altamente negativo que interrumpiría el funcionamiento natural de internet por diseño: libre, abierto y accesible.

ALAI estima que una medida de la naturaleza del bloqueo temporal puede implicar violaciones significativas al capítulo de Comercio Digital del T-MEC, toda vez que conlleva a que el consumidor no tenga la capacidad de acceder y usar, a su elección, los servicios y aplicaciones disponibles en Internet.

Así, De la Peña enfatizó que la medida implicaría un trato menos favorable a los proveedores de servicios extranjeros, y del principio de libre flujo de datos e información entre los países.

La propuesta

En pos del diálogo, ALAI planteó al gobierno dos caminos posibles: por un lado, simplificar y flexibilizar el proceso y, por otro, implementar un modelo alternativo.

En la primera propuesta, ALAI contrastó el caso de Chile con el de México, en donde al 7 de septiembre de este año hay 35 empresas registradas ante el SAT de México contra 105 registradas en Servicio de Impuestos Internos de Chile -SII- al 12 de octubre.

El ejemplo tiene por objetivo que todas las empresas puedan registrarse efectivamente ante las autoridades fiscales mexicanas.

ALAI  también sugiere buscar otros aliados para la recaudación de impuestos para la aplicación del IVA a las prestaciones de servicios digitales de no residentes.

La asociación planteó que existen otros modelos de recaudación de impuestos en la región que han demostrado cierta efectividad. Por ejemplo, en 2018 el gobierno de Argentina publicó una lista de proveedores de servicios no residentes y exigió a los intermediarios financieros cobrar el IVA en cada transacción.

En ese sentido, ALAI aseguró que no es un asunto de cumplimiento fiscal sino de derechos.

Las plataformas cumplirán, pero con independencia de ello, una sanción desproporcionada como la propuesta traería consecuencias no deseadas que son perjudiciales para los usuarios, y además incurriría en incumplimientos a obligaciones internacionales y regulación nacional de respeto a los derechos de los usuarios

De la Peña

La funcionaria destacó también que durante esta emergencia sanitaria, el ecosistema digital representa la oportunidad de que millones de mexicanos pudieran ejercer de forma efectiva sus derechos económicos y sociales.

Sostiene que ALAI se encuentra abierta al diálogo con autoridades para que se cumplan las obligaciones internacionales de nuestro país, con contribuciones justas y conforme a derecho.