Facebook Unión Europea

18 de febrero 2021 | 10:51 am

Los usuarios de Facebook en Australia despertaron este jueves con una sorpresa: al revisar sus muros en la red social ya no aparecían noticias, tanto de medios locales como internacionales.

Esto se produce después de que Facebook restringió el intercambio de contenido informativo en ese país, en respuesta a una propuesta de ley que obligaría a la compañía a compartir ingresos con los medios de comunicación. 

La ley propuesta fundamentalmente malentiende la relación entre nuestra plataforma y los medios que la usan para compartir contenidos de noticias

dijo el director de Facebook para Australia y Nueva Zelanda, William Easton

“Nos ha dejado ante una dura elección: intentar cumplir con una ley que ignora las realidades de esta relación, o dejar de permitir contenidos informativos en nuestros servicios en Australia. Con el corazón encogido, estamos eligiendo esto último”, añadió.

La medida de Facebook contrasta con la de Google, que en los últimos días negoció acuerdos con grupos de medios de comunicación, entre ellos News Corp. de Rupert Murdoch, en respuesta a la presión regulatoria.

A principios de esta semana, las autoridades australianas afirmaron que los dos gigantes tecnológicos estadounidenses estaban cerca de llegar a acuerdos con los principales medios de comunicación australianos para pagar por las noticias con el fin de resolver un enfrentamiento que se sigue de cerca en todo el mundo.

Según las autoridades australianas de la competencia, Google capta el 53% del gasto de publicidad en el país y Facebook el 28%, mientras que el resto se lo reparten otros actores del mercado, como la prensa.

Gobierno reacciona

El gobierno australiano reaccionó airadamente al bloqueo por parte de Facebook.

El ministro australiano de Finanzas, Josh Frydenberg, tildó la medida de Facebook de inútil y autoritaria que va “a empañar su reputación en Australia”.

Frydenberg declaró que su gobierno está totalmente decidido a poner en marcha su proyecto de ley destinado a forzar a las plataformas digitales a remunerar a los medios por el uso de sus contenidos.

“Lo que confirman los acontecimientos de hoy a todos los australianos es la posición dominante de estos gigantes en nuestra economía”, agregó unas horas después de asegurar en Twitter que mantuvo una conversación constructiva con el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg.

Páginas web que no pertenecen al sector de noticias, como el sitio del servicio climatológico australiano o páginas gubernamentales con información sobre la pandemia, también se vieron afectadas por la medida aplicada por la red social, pero su funcionamiento se normalizó con el paso de las horas.

Un portavoz de Facebook aseguró que las páginas oficiales del gobierno no entran en el bloqueo y prometió el restablecimiento de todas las páginas que se vieron afectadas.

La directora de la ONG Human Rights Watch (HRW) en Australia, Elaine Pearson, calificó el bloqueo -que también afectó a las organizaciones no gubernamentales, así como a la propia cuenta de Facebook de HRW- como un giro preocupante y peligroso.

El gobierno australiano, así como los grupos de prensa, están preocupados por una eventual proliferación de informaciones falsas, pues las cuentas de Facebook que lanzan teorías conspirativas o falsas informaciones pueden seguir siendo compartidas.

¿Qué significa para los usuarios?

El inventor de la World Wide Web, Tim Berners-Lee, advirtió que empezar a cobrar por los enlaces podría abrir una caja de Pandora de reclamaciones monetarias. 

“Los enlaces son fundamentales para la web”, dijo durante una investigación en el Senado australiano. “Si este precedente se siguiera en otros lugares, podría hacer que la web fuera inviable en todo el mundo”.

Tanto Facebook como Google argumentan que la nueva regulación supondría el fin de algunos de sus productos más populares. 

Pero la decisión de Facebook de bloquear las noticias en Australia sería difícil de repetir en mercados más grandes como el de Estados Unidos y Europa, ya que podría afectar a los resultados de la empresa.

Con información de AFP