27 de enero 2022 | 11:53 am

Advertisement

Para guiar el futuro de sus automóviles autónomos, Elon Musk y su compañía Tesla consideran la opción de un software que conduzca los vehículos de forma autónoma y un robot humanoide que la compañía espera que ayude en la fábrica.

La mayoría de los fabricantes de sistemas de conducción autónoma ha optado por combinar cámaras con radares y / o lídars que permiten medir la distancia con ondas de radio o láser. 

Tesla, sin embargo, decidió el año pasado eliminar los radares y depender únicamente de las cámaras para su sistema de asistencia al conductor. 

Actualmente sólo ofrece por el momento solo sistemas de asistencia a la conducción, pero espera llegar a brindar un sistema de conducción completamente autónomo. 

Según su CEO, Elon Musk, con los avances tecnológicos, un “cerebro artificial” que funciona con cámaras puede igualar las capacidades de un cerebro humano que analiza su entorno con dos ojos. 

Musk ha forjado su trayectoria desafiando a los escépticos con negocios centrados en autos eléctricos y cohetes.

Algunos dueños de Tesla compran paquetes de autoconducción de 12,000 dólares con la expectativa de que la autonomía total esté cerca y 60,000 conductores de Tesla están probando el último software de autoconducción, cifras con las que otras empresas de software para vehículos autónomos sólo pueden soñar.

“Me sorprendería que no consiguieramos una plena conducción autónoma más segura que la humana este año. Me sorprendería”, dijo Musk, prediciendo que la auto conducción integral se convertiría en “la fuente más importante de rentabilidad para Tesla”.

Tesla optó, hace varios años, por instalar cámaras y también radares por defecto en todos sus coches y así pudo recabar una cantidad significativa de información sobre cómo conducen los usuarios en condiciones reales. 

Te puede interesar: Tesla anota récord en ganancias del 4T21; acciones caen por advertencia sobre cadena de suministro 

Estrategia razonable

Es una estrategia bastante razonable, calificó Kilian Weinberger, profesor de la Universidad de Cornell que ha trabajado en la detección de objetos en sistemas de conducción autónomos.

“Lo que hizo en esencia es que, al recopilar una gran cantidad de datos, puede entrenar un algoritmo para que sea tan bueno como el algoritmo que usa todos los costosos sensores que guardan muchos menos datos”, explica Weinberger. 

Restos de un cohete de SpaceX se estrellarán en la Luna 

La segunda etapa de un cohete de SpaceX que despegó hace siete años se estrellará contra la Luna en marzo, según astrónomos que han recalculado la trayectoria de esta estructura que quedó flotando en el espacio. 

El cohete se utilizó en 2015 para colocar en órbita un satélite de observación del clima en la Tierra, el Deep Space Climate Observatory (DSCOVR). 

Desde entonces, la segunda etapa utilizada para propulsarlo flotaba en el cosmos en una órbita denominada “caótica” por los matemáticos, explicó el miércoles a AFP Bill Gray,  astrónomo que descubrió la nueva trayectoria. 

El objeto pasó bastante cerca de la Luna a principios de enero, lo que modificó su órbita, detalló este responsable del Proyecto Plutón, un software que permite calcular las trayectorias de asteroides y otros objetos, utilizado por programas de observación financiados por la NASA

Una semana después, el experto pudo volver a observar los restos del cohete para percatarse de que se precipitarían contra la cara oculta de la Luna el 4 de marzo

Tras lanzar un llamado a la comunidad de astrónomos aficionados para que hicieran nuevas observaciones, los datos fueron confirmados y el aparato golpeará la superficie lunar a más de 9.000 km/h.

La hora y el lugar precisos aún podrían cambiar por minutos y kilómetros debido al efecto que tiene la luz solar sobre este cilindro hueco, que es difícilmente predecible. La etapa del cohete se podrá observar nuevamente a principios de febrero y la estimación se ajustará, pero la colisión es segura. 

Te puede interesar: Dogecoin se dispara: Elon Musk acepta la cripto para comprar productos de Tesla

Advertisement